Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un avión en el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat / DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

Aena detalla dos reuniones en las que el Govern aceptó ampliar El Prat hacia La Ricarda

Los responsables técnicos, que no esconden su decepción, aseguran que la Generalitat bendijo el proyecto, "el mismo desde finales de 2019", en los términos planteados

6 min

Por dos veces, y a nivel institucional, el Govern dio el visto bueno a la ampliación del aeropuerto de El Prat​ hacia la reserva natural de La Ricarda. Y por dos veces, no presentó enmiendas. Fuentes de Aena han explicado hoy que en la reunión mantenida el 2 de agosto, Gobierno y Generalitat, llegaron a un acuerdo en este sentido, con la voluntad de minimizar los impactos ambientales. Asimismo, el 3 de septiembre, se convocó el comité de coordinación aeroportuaria, donde fue presentado el DORA (Documento de Regulación Aeroportuaria que se elabora cada cinco años en base al tráfico previsto, los costes operativos y las inversiones previstas para el periodo), en la línea de los acuerdos alcanzados por ambos gobiernos.

De ahí la perplejidad que, para los responsables del ente gestor de los aeropuertos españoles, ha supuesto que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, discrepe ahora de un proyecto que se remonta a 2019 y hable de "imposiciones" del Gobierno. De los trabajos realizados hasta el momento dan cuenta las 500 páginas de documentación que Aena ha colgado en su página web.

"La sensación personal es mala"

“Estamos convencidos de que es necesario llevar adelante el proyecto de ampliación de El Prat para que pueda seguir creciendo. No nos gusta afectar a zonas protegidas, pero no había otra solución. No nos sentimos contentos por la situación. Los proyectos complicados hay que seguirlos peleando. La sensación personal, es mala”, explican los técnicos que han estado al frente del proyecto.

Un proyecto que, desde finales de 2019 --cuando la saturación del aeropuerto barcelonés obligó a buscar soluciones-- “siempre fue el mismo: alargar la pista hacia el Este, hacia La Ricarda, lo que permitía agilizar los despegues y con menos ruido, y construir un edificio satélite con la finalidad de garantizar 90 operaciones por hora”. La idea era disponer de infraestructuras suficientes para convertir El Prat en un hub intercontinental y mantener el uso de las pistas actuales (modo segregado). “La Generalitat bendijo este acuerdo en los términos en que estaba planteado. Así fuimos avanzando”, subrayan.

Mesas técnicas

La pandemia retrasó los contactos, pero la Generalitat fue convocando mesas técnicas en las que participaron ayuntamientos y Aena con la finalidad de intercambiar informaciones. Así, en la reunión mantenida el 2 de agosto, Gobierno y Generalitat llegaron a un acuerdo para realizar la ampliación, con la voluntad de minimizar los impactos ambientales. Y el 3 de septiembre, se reunió el comité de coordinación aeroportuaria de Cataluña donde se presentó el DORA  “en la línea del acuerdo que se había llevado a cabo entre los dos gobiernos”, indican las citadas fuentes.

En estas mesas técnicas, muy productivas, se dijo que el impacto ambiental debía ser compensado. Al haber modificación de zona protegida, la UE debía autorizar a lo largo de una tramitación que es el Plan Director, imprescindible y que requiere de autorizaciones nacionales y europeas.

Planificación

La planificación consistía en dedicar primeros años del período quinquenal al proceso del Plan Director --hasta el 30 de septiembre--, y después, en el DORA, hacer la inversión a lo largo de años posteriores. Sin embargo, la falta de acuerdo entre los socios del Govern, donde el vicepresidente Jordi Puignero (JxCat) --favorable al proyecto-- ejerció de representante en las reuniones, mientras que Aragonès (ERC) discrepaba, agotó la paciencia del Gobierno. Así, el pasado miércoles, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, anunciaba la suspensión de la inversión en la ampliación de La Ricarda. “Transcurrido algo más de un mes, consideramos que el pacto se ha quebrado por una pérdida de confianza manifiesta", dijo Sánchez. Por su parte, Puigneró culpaba a ERC de la pérdida de un proyecto vital para Cataluña.

La documentación que Aena sobre la propuesta de ampliación del aeropuerto se divide en ocho bloques: introducción, análisis inicial de alternativas --la propuesta de ampliación hacia La Ricarda--; las 69 reuniones con instituciones, colegios profesionales y asociaciones; propuesta de desarrollo de los aeropuertos comerciales de Aena en Cataluña, información técnica aeronáutica, sostenibilidad medioambiental --reducción de emisiones y medidas compensatorias--, sostenibilidad social y económica --impacto económico y laboral-- y preguntas frecuentes.