Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El alcalde de Lleida, Miquel Pueyo / EP

Miquel Pueyo

1 min

Los políticos con responsabilidades públicas deben dar ejemplo en las restricciones de la pandemia, ya que forman parte de las administraciones que han tomado decisiones con tanto impacto a la ciudadanía como es la reducción de su movilidad o de su libertad de movimientos. Por eso no se explica que la policía de Lleida encontrase al alcalde dentro de un restaurante más allá de la hora del cierre marcado por el Procicat para frenar la expansión del coronavirus. Más, cuando los responsables de Salud son de su mismo partido, ERC.

Que sea la fiesta mayor de la localidad es una excusa demasiado infantil. Pueyo debe asumir su error.