Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Roger Loppacher, expresidente del CAC y actual presidente de la Autoritat Catalana de la Competència (ACCO)  / EP

¿Intenta Roger Loppacher complacer a su padrino David Madí desde Competencia?

El antiguo presidente del CAC estrena su cargo de director de la ACCO con una jornada sobre la “competencia en el suministro del agua en el ámbito urbano”

7 min

Roger Loppacher se estrenará como presidente de la Autoritat Catalana de la Competència (ACCO) con una jornada que ha levantado polvareda. Presentará el seminario Competencia en el suministro de agua en el ámbito urbano, pilotado por los neoconvergentes y donde aparece la sombra de su padrino político, David Madí

El actual presidente de Aigües de Cataluña, una filial de Global Omnium (Aguas de Valencia), ha tenido un cometido relevante en los diferentes cargos públicos que Loppacher ha ocupado en los últimos 27 años. Siempre propuesto por la ya extinta Convergència, formación en la que ha militado. Entre otros, ha ejercido de director general de Medios Audiovisuales, de vicepresidente del Consejo de Gobierno de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), ha pasado por el Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat y ha sido secretario general de los departamentos de Gobernación e Interior.

Colaboración con Madí

Fue en esta última consejería donde entró en contacto con Madí. De hecho, se considera que la antigua mano derecha de Artur Mas fue el que colocó a Loppacher en Abertis, donde se encargó de la privatización y posterior conversión en Cellnex, la división de telecomunicaciones de la gestora de autopistas.

David Madí, exdirigente de CDC y presidente de Aigües de Catalunya / EP
David Madí, exdirigente de CDC y presidente de Aigües de Catalunya / EP

Mientras Madí era el secretario de estrategia de CiU, uno de los cargos con mayor poder de la coalición nacionalista cuando era la líder de la oposición, el actual presidente de la ACCO accedió a la vicepresidencia de la CCMA. Fue el propio Madí el que se postuló para entrar en el consejo de gobierno de los medios públicos catalanes, pero el tripartito que gobernaba en la Generalitat lo vetó.

De la CCMA al CAC

La negociación sobre los nombres que entraban en este organismo de 2008 fue una de las más duras que protagonizaron ERC, PSC, ICV y CiU. Para desencallarla, Madí dio un pasó atrás y retiró su nombre. Pero, en contrapartida, exigió que Loppacher y otros diputados nacionalistas accedieran al órgano directivo y así se aceptó desde las fuerzas de izquierdas.

No era el primer cargo de sottogoverno que ocupaba, ya que es considerado un político neoconvergente de la vieja guardia. Pero sí que marcó una etapa en su carrera profesional. Se considera que ese fue el trampolín para acceder a la presidencia del Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC), el organismo público que vela por el buen funcionamiento de los medios públicos autonómicos desde 2012.

Voto de calidad a favor de los neoconvergentes

El prestigio que tenían se ha perdido en los últimos años, donde su posicionamiento a favor de las tesis independentistas ha propiciado que gran parte de la población catalana marque distancias con la televisión y la radio pública de la Generalitat. Loppacher ha sido uno de los más fervientes defensores de este partidismo, tal y como se ha denunciado en varias ocasiones desde la oposición. Entre las acciones que levantaron más polvareda está el voto particular que emitió para frenar la emisión del documental Federal, que TV3 tuvo que ofrecer finalmente por mandato de la mayoría de este órgano de control. 

No fue la única ocasión en que usó el voto de calidad que tenía como presidente para blindar a la televisión pública de las críticas de su sesgo político. También fue polémico el alto sueldo que percibía, 117.425 euros anuales, que se ha reducido a 91.242 euros al saltar a la presidencia de la ACCO a raíz de un nuevo pacto político, el que cerraron PSC, ERC y JxCat. Fue nombrado sustituto de Marcel Coderch el 15 de febrero pasado.

Germà Bel, el ponente estrella en la jornada del agua

Esta presunta falta de parcialidad empaña de nuevo la jornada sobre la gestión del agua urbana en Cataluña. La ACCO presentará entonces un informe que fuentes de la organización señalan que parece hecho a medida de Aigües de Catalunya. Indican que avalaría las tesis que defiende para que el grupo Aguas de Valencia consiga incrementar su negocio en Cataluña, donde en estos momentos cuenta con una presencia limitada. Los portavoces oficiales matizan esta valoración. Manifiestan que el documento se basa en un trabajo que se inició hace dos años y que la organización de la jornada parte de la anterior cúpula de la ACCO, por lo que minimizan la presunta mano que haya tenido el nuevo presidente en la misma. 

Germà Bel, exdiputado del Congreso y del Parlament / EUROPA PRESS
Germà Bel, exdiputado del Congreso y del Parlament / EUROPA PRESS

Con todo, los nombres que aparecen en ella han levantado polvareda. Entre ellos, por la elección de los ponentes de la mesa redonda que debatirá sobre la “competencia en el suministro del agua”. Además de personal de la ACCO y de la Agencia Catalana del Agua (ACA), se ha llamado a un representante que aún está pendiente de confirmar de la Asociación Catalana de Municipios, la organización local vinculada históricamente al ámbito convergente, y al exdiputado en el Parlament Germà Bel, que renegó del PSC para abrazar el independentismo junto a los neoconvergentes. Asistirá como catedrático de Economía de la Universitat de Barcelona.