Menú Buscar
La central de Hartmann en España, en Mataró / GOOGLE

Hartmann crea un ‘hub’ digital en Mataró y consigue un 30% de ingresos

La filial española está enfocada a la prevención de riesgos, que abarca desde productos quirúrgicos hasta el diseño de planes de control de infecciones

3 min

La multinacional alemana Hartmann ha iniciado un nuevo proyecto para consolidar su filial español con la apuesta por convertir la sede operativa de Mataró en un hub de digitalización de la compañía. Hace dos años el negocio dio un importante salto con la compra de la marca de pañales para adultos Lindor a procter & Gamble (P&G), que supuso de forma notable los ingresos del fabricante de Tiritas, lo que consolidó al país como su tercer mercado por relevancia.

La filial española está enfocada a la prevención de riesgos, según la información que publica Expansión, que abarca desde productos quirúrgicos hasta el diseño de planes de control de infecciones. Por otra parte, el hub digital también explorará tendencias de mercado y de comunicación con el consumidor.

Crecimiento

Hartmann cerró 2018 con 230 millones de euros de facturación, un 30% más respecto al ejercicio anterior. “Es el primer año en que hemos consolidado al completo la adquisición de Lindor”, indica el director general de Hartmann en España, Jordi Guinovart, al mencionado diario. Asimismo, el representante asegura que se explorará la posibilidad de exportar la marca Lindor fuera de España y Portugal. Actualmente, la fábrica de Montornès del Vallès –adquirida con esta compra– tiene capacidad para incrementar la producción para exportar. En el resto del mundo, el grupo comercializa los distintos tipos de pañales bajo la marca Molicare.

La segunda área de negocio es la prevención de riesgos, con alrededor de un 20% de las ventas. Entre otros clientes, destaca acuerdos con el Hospital Clínic o varios centros de Quirónsalud. Con 600 trabajadores, Hartmann también cuenta con un área de tratamiento para heridas, que supone el 15% de los ingresos. Se trata de productos para uso de profesionales médicos, como todo tipo de gasas, esparadrapos o dispositivos de presión negativa como Vivano.