Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del Restaurante Pachá, de la marca de las dos cerezas / Cedida

El Gobierno rescata Pachá tras la compra de un fondo 'buitre'

El Ministerio de Industria inyecta 18 millones de euros públicos en la firma de las dos cerezas pese a que Trilantic Capital la 'cazó' por 350 millones en 2017

3 min

El Gobierno ha rescatado a Grupo Pachá con 18 millones de euros apenas cuatro años después de que el fondo de inversión Trilantic Capital Partners comprara la mayoría de los activos del conglomerado por 350 millones de euros. 

En una nota, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo informó ayer de que la compañía de ocio nocturno es una de las beneficiadas del Fondo de Recapitalización (Fonrec), que ayuda a empresas golpeadas por la pandemia del coronavirus por medio de acceso a financiación de entre 2,5 y 25 millones de euros. El soporte se vehicula por medio de Cofides

Pachá, de las más beneficiadas

Pachá es una de las empresas beneficiadas por la ayuda estatal. Recibirá 18 millones, una cuantía ligeramente inferior a la de la compañía hotelera Cesgarden, situada en las Islas Baleares. Eating Group se beneficiará de 7 millones de euros y Egile, de mecánica de presión, 10,4 milones de euros. 

Industria justifica el sostén para asegurar la "supervivencia de muchas otras empresas y autónomos". El Ministerio rescata las firmas que tienen "capacidad de crecimiento y un alto componente de innovación", y que dan trabajo a unas 1.800 personas. 

Trilantic firma una mejorable gestión

Sea como fuere, el nuevo propietario de Pachá ha necesitado ayuda estatal pese a que compró el grupo en 2017 con grandes planes de futuro y con músculo financiero para abordar un plan de crecimiento. 

Nick McCabe, nuevo consejero delegado, ha firmado una gestión que es mejorable, según voces del ocio nocturno y como explicó este medio

Venta de activos

Antes, en 2019, la marca vendió su Hotel en Ibiza a los hermanos David y Simon Reuben, la cuarta mayor fortuna de Reino Unido. Por contra, abrió su primer hotel en Mikonos (Grecia) y un restaurante Lío, concepto que también ha exportado a Londres (Reino Unido). 

Poco después, en 2020, el fundador de Pachá, Ricardo Urgell, ya alertó en una entrevista con este medio que se había desnaturalizado la firma y que discrepaba de la senda que habían tomado los nuevos dueños.