Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un comercio cerrado por la pandemia de Covid / EP

La factura del Covid para los autónomos: pérdidas de 65.000 millones en un año

ATA constata que cada negocio se ha dejado 15.000 euros de media y alerta de que muchos tendrán que "echar el cierre en la ruina más absoluta"

4 min

Los autónomos españoles perdieron más de 65.000 millones de euros en 2020 por el impacto de la pandemia de coronavirus. Así lo estima un barómetro realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), que constata que dos millones de trabajadores por cuenta propia se dejaron más de 15.000 euros en la facturación anual.

Se avecina un desastre para autónomos, empresas y trabajadores si no se acompaña de un plan urgente de medidas económicas. 2020 ha sido un año horrible para miles de autónomos que han tenido que reducir sus plantillas, tener pérdidas de las cuales no saben si se van a recuperar y en ocasiones tener que echar el cierre en la ruina más absoluta”, ha subrayado el presidente de ATA , Lorenzo Amor, este lunes.

Tres de cada cuatro trabajan con restricciones

La organización ha recordado que los autónomos arrastran una situación económica delicada desde el estallido de la pandemia, derivada de los cierres perimetrales, encierros domiciliarios y toques de queda. Todas estas medidas “tendrán consecuencias económicas de enormes proporciones”, según el barómetro de la organización, que ha recogido la opinión de 1.981 personas entre el 4 y el 7 de enero, y que constata la especial afectación en negocios de hostelería y comercio.

En estos momentos, tres de cada cuatro autónomos padecen algún tipo de restricción y hasta 400.000 de ellos tienen su negocio cerrado por la pandemia. De estos, el 5,5% permanece con la persiana bajada desde el pasado marzo. Más de la mitad, el 56,6%, han logrado abrir aunque a media capacidad. Solo el 23,6%, apenas una cuarta parte, opera con total normalidad.

Caída de la facturación

Ante este panorama, el 83,6% de los negocios redujeron la facturación de 2020. La mitad de ellos incluso por encima del 60% de los números del año anterior. De hecho, uno de cada tres autónomos perdieron más de 30.000 euros en sus cuentas anuales, sobre todo en sectores relacionados con el ocio, los eventos y el comercio. Esta falta de ingresos por los cierres se acompaña de otro impacto como el aumento de la morosidad. Uno de cada tres autónomos asegura padecerla: El 4,6% por parte de entidades públicas, el 19,4% por parte de empresas privadas y el 9,3% por ambas partes.

“Los autónomos han perdido 20.000 euros de media y las administraciones públicas los han ayudado con un montante que ronda los 3.000. De cada 100 euros que ha recibido un autónomo, las administraciones le han apoyado con 15 euros. Es una cifra ridícula”, ha denunciado Amor.

Los ERTE, herramienta "fundamental"

Desde el estallido de la pandemia son 1,5 millones de autónomos los que han solicitado el el cese de actividad extraordinario u ordinario en algún momento, mientras que un 40% han aplicado un ERTE en sus empresas. Es decir, la mitad de los trabajadores por cuenta propia. ATA estima en 400.000 los empresarios que solicitarán financiación crediticia durante 2021 para salvar sus negocios.

Precisamente este lunes se reúnen Gobierno y agentes sociales para prorrogar los ERTE hasta el 31 de mayo. Según ATA, el 75% de los autónomos consideran “fundamental” para la continuidad de sus negocios. Además, el 34,9% de ellos reconocen que no cuentan con liquidez en caso de tener que acometer un despido.

Destacadas en Business