Menú Buscar
Exterior del edificio La Vela, sede del BBVA en Madrid / EP

BBVA confirma que el aumento del SMI no penaliza al empleo

El servicio de estudios del banco sostiene que el impacto es "limitado" porque ha sido absorbido por las empresas y mejora las previsiones de crecimiento

Gerard Mateo
17.07.2019 16:26 h.
7 min

El aumento del salario mínimo interprofesional (SMI) en 2019 a 900 euros apenas ha afectado a la creación de empleo en estos meses. Así lo sostiene BBVA Research en su estudio Situación de España que, además, revisa al alza una décima su previsión de crecimiento del PIB para este año.

El responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech, ha explicado que las repercusiones del nuevo SMI en la creación de empleo son, por ahora, "limitadas". ¿Por qué? Porque una parte del incremento salarial lo están absorbiendo los márgenes empresariales. Sin embargo, es "una incógnita" saber cuánto tiempo va a durar esto, aunque prevé que la medida provocará este año que se creen entre 20.000 y 75.000 menos puestos de trabajo.

Más de 800.000 nuevos empleos en dos años

Con todo, la ralentización de la creación de empleo en el resto de colectivos, los no afectados por el SMI, es "prácticamente inexistente". Es cierto que, hasta junio, se ha producido un comportamiento "ligeramente menos favorable" de afiliación a la Seguridad Social entre los jóvenes ocupados de actividades de servicios con salarios más bajos (comercio, hostelería).

El BBVA Research espera que la recuperación del mercado de trabajo pierda fuerza tanto en 2019 como en 2020, en línea con la ralentización del crecimiento. Así, apunta que este crecimiento de la ocupación se traducirá en una disminución de la tasa de desempleo hasta el 12,7% en 2019 y hasta el 12,2% en 2020. Si se cumplen las previsiones de crecimiento económico, estima 810.000 nuevos puestos de trabajo en estos dos años.

Desaceleración gradual

Por su parte, el economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia, ha explicado que han revisado al alza el crecimiento económico, hasta el 2,3% del PIB este año, y lo mantienen en el 1,9% en 2020. Pese a ello, ha alertado de que España sigue viviendo en una senda de desaceleración gradual y la situación de vulnerabilidad de la economía "sigue siendo alta".

No obstante, ha señalado que en los próximos trimestres se prevé que la expansión continúe y se sustente en una recuperación progresiva del entorno global, en una política monetaria más acomodaticia y en unos precios de petróleo más bajos. Sin embargo, en adelante la tendencia sería de desaceleración.

"Menor dinamismo en demanda interna y exportaciones"

Doménech ha explicado que una de las razones de la desaceleración tiene que ver con el hecho de que la política fiscal va a cambiar de tono. Pero ha señalado que "nunca antes" se habían vivido tantos años de crecimiento y creación de empleo sin generar desequilibrios. Por cierto, "va en descenso" la probabilidad de que este año haya Presupuestos Generales del Estado. Todo afecta a la economía.

En cuanto a la demanda interna, se está observando una composición atípica del crecimiento, "con un menor dinamismo", también en las exportaciones. "Buena parte de este menor gasto interno se ha concentrado en las importaciones, limitando el impacto sobre el crecimiento", ha explicado Doménech.

Más consumo público

Este año, la demanda interna se situará en dos puntos porcentuales de promedio a finales de año. "Hoy por hoy seguimos viendo que se está produciendo un parón del crecimiento sin grandes desequilibrios internos y esto es una novedad", ha remarcado.

Además, el consumo público crecerá el 1,8% en 2019 y el 1,7% en 2020, respectivamente, en tanto que la formación bruta de capital se elevará el 3,1% en el primer año y el 3,4% en el segundo. También contemplan un crecimiento para las exportaciones del 1,7% este año y del 3,5% en 2020, y un repunte para las importaciones del 0,8% y el 4,1%, respectivamente.

La inversión en vivienda

En lo que respecta a la inversión en vivienda, BBVA Research ha subrayado que esta continuará registrando un crecimiento por encima del previsto para el PIB en 2019 y 2020, aunque "a unas tasas algo más moderadas de lo que se esperaba hace unos meses, por la mayor incertidumbre regulatoria que rodea al sector".

Preguntados por la incertidumbre política, Doménech ha señalado que está ligeramente por debajo de anteriores episodios electorales, pero que no sabe a qué se debe. También ha destacado que cada vez será más evidente la necesidad de otro tipo de políticas que ayuden a impulsar la competitividad española o que hagan más eficiente el funcionamiento del mercado laboral.

Déficit público del 2,2%

Respecto al déficit público, BBVA Research prevé que a lo largo de este año sea del 2,2% y que haya una tendencia descendente hacia el próximo año y se sitúe en el 1,9%: "Hay sesgos positivos por una mejor evolución de la que preveíamos en la primera parte del año como consecuencia de un incremento del gasto y un impacto positivo en los ingresos de la Seguridad Social debido a los cambios en las bases mínimas y máximas", ha apuntado Doménech.

También ha señalado que no se están teniendo en cuenta políticas adicionales que se puedan tomar como consecuencia de la aprobación de unos Presupuestos. El servicio de estudios de la entidad augura una deuda pública del 83,4% del PIB este año y del 81,9% del PIB el próximo.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información