Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Protesta en 2015 para la apertura las 24 horas del servicio de hemodinámica del Hospital Joan XXIII / CG

Una juez ve "negligencia" en una muerte vinculada a los recortes de CiU en salud

La togada condena a la sanidad pública por la muerte por infarto del farmacéutico Gerhon Sujuron, víctima del cierre parcial de la hemodinamia del Hospital Joan XXIII

3 min

Una juez de Tarragona ha condenado al ICS a indemnizar a la familia de un paciente que murió de infarto agudo de miocardio en el marco de uno de los recortes acometidos en salud por el exconsejero catalán del ramo, Boi Ruiz (CiU): el mantenimiento del cierre nocturno de la unidad de hemodinámica del Hospital Joan XXIII de Tarragona. 

La magistrada de la sala de Lo Contencioso-Administrativo número 2 de Tarragona ha amparado la petición de la familia del faramcéutico Gerhon Sujuron, que falleció en 2015 cuando era trasladado al Hospital Universitario de Bellvitge, en L'Hospitalet de Llobregat, pues la unidad cardíaca que le correspondía en Tarragona estaba cerrada

"Negligente"

En la sentencia, avanzada por El País, La togada detecta una gestión del paciente "negligente" por parte del Instituto Catalán de Salud (ICS). Según la juez, se produjo con el finado un "retraso injustificado" del programa Código Infarto del ICS

Ello ocurrió cuando el ciudadano acudió al Joan XXIII con síntomas de infarto de miocardio entre las 18:00 y las 19:00 horas horas del 25 de diciembre de 2014. Un electrocardiograma confirmó el diagnóstico, y se activó el protocolo de asistencia sanitaria. No obstante, los médicos de urgencias no avisaron al cardiólogo hasta las 20:10 horas de la noche, diez minutos después del cierre nocturno de la unidad de hemodinámica del hospital. 

"Incumplimiento de tiempos"

Los sanitarios avisaron a la ambulancia a las 20:29 horas. El vehículo de transporte sanitario recogió al paciente a las 20:30. ¿Su destino? El Hospital de Bellvitge, a una hora de camino, lo que suponía un "claro incumplimiento de los tiempos marcados protocoloariamente". Asimismo, no se le pautó ningún tratamiento farmacológico alternativo. 

El paciente falleció durante el traslado. La juez ha estimado que el hospital no ofreció la asistencia sanitaria que debía al enfermo, por lo que se impone indemnizar a la familia de la víctima. 

Destacadas en Vida