Menú Buscar
Una persona mayor recibe oxígeno en una residencia / CG

Cataluña tira la toalla: solo envía paliativos a las residencias

El Govern admite que hay ancianos con Covid-19 que no hospitalizará y contrata 1.000 intubaciones de oxígeno para ayudarles en sus últimos días

8 min

No hay hospital para todos. El Gobierno catalán tira la toalla y admite --internamente-- que hay ancianos con Covid-19, la infección provocada por el virus SARS-CoV-2, que jamás llevará de la residencia al hospital. "No son candidatos", resume en una instrucción interna publicada a la que ha accedido este medio. Fuentes cercanas la atribuyen al Departamento catalán de Salud. Cualquiera que sea su origen, el documento es clarísimo: informa de la contratación de oxígeno para personas mayores con coronavirus que no recibirán cuidado médico. Una decisión que se toma después de que se hayan producido 909 muertes en geriátricos de la región.

Preguntada por la cuestión, la oficina de prensa del Departamento catalán de Salud no ha contestado a si ha repartido la instrucción interna, ni si ésta se está aplicando. Tampoco ha respondido la Consejería de Alba Vergés a la pregunta de si los hospitales de la región están haciendo triaje o "limitando terapias" a personas mayores contagiadas con el patógeno. La Sociedad Catalana de Neumología, que avala la orden interna para residencias, también se ha negado a dar detalles de su participación en la elaboración de la misma.

Ancianos con Covid-19 que no verán un médico...

Los factual es que, según la instrucción, el Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut) ha contratado un paquete urgente de terapias respiratorias. Prevé repartir de 700 a 1.000 concentradores portátiles de oxígeno para 1.070 residencias públicas de la autonomía. Se repartirán "según necesidad", para llevar 2-3 aparatos de oxígeno a cada geriátrico. ¿Quién es candidato? "Residentes en residencias sociales o en su domicilio particular que se encuentran en situación de patología aguda, reagudización de una patología crónica existente o limitación de esfuerzo terapéutico en la cual la persona no es candidata a derivación a un centro hospitalario y sociosanitario", detalla el documento.

residencia barcelona coronavirus
Desinfección de una residencia de personas mayores en Barcelona / EFE

La limitación de esfuerzo terapéutico es, precisamente, el cribaje de ancianos para trasladarlos o no al hospital o ingresarlos a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Este medio avanzó el 27 de marzo que el CatSalut lo había recomendado a hospitales y Emergencias de Cataluña (SEM) ante el colapso del sistema. El Govern se desmarcó de la orden, y Crónica Global publicó otra batería de recomendaciones similares emitidas por el Comité de Bioética de Cataluña, un grupo de trabajo interno de la Consejería de Salud. El 1 de abril, finalmente, la propia consellera Alba Vergés defendió la selección hospitalaria con mayores. El director asistencial del Hospital Vall d'Hebron, el mayor de Cataluña, hizo lo propio al día siguiente. Así pues, la limitación terapéutica, triaje o selección de pacientes que van al hospital o UCI en Cataluña está en marcha. El Sindicato Médico de Cataluña (Simecat) exige pararlo y pedir auxilio a otras autonomías. El Defensor del Paciente ha trasladado una queja a la Fiscalía Superior de Cataluña.

Chakir el Homrani sobre el traslado de ancianos positivos por Covid-19 a hoteles / EP

... pero sí oxígeno paliativo

De momento, nadie ha hecho nada. Los mayores a los que la sanidad catalana no puede tratar por falta de camas y médicos mueren en residencias, denuncian profesionales de estos centros. Apenas a una minoría se les hacen tests, por lo que no constan en las estadísticas oficiales. Lo ha denunciado una alcaldesa del PSC, Noemí Trucharte, primera edil de Vilanova del Camí, municipio que se encontraba dentro de la teórica zona de confinamiento del Govern. En el centro gerontológico de Vilanova han muerto 20 ancianos. Salud sólo le hizo el test a uno. Dio positivo. En otros muchos asilos está ocurriendo lo mismo, según denuncian empleados de estos equipamientos.

residencias coronavirus cataluna
El presidente catalán, Quim Torra, en una comparecencia pública / EFE

En este escenario crítico, con más de 900 muertos --oficiales, una cifra que podría ser mucho mayor según las familias y según sugiere la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau--, Salud ha contratado con urgencia terapias respiratorias para 1.075 mayores con neumonía. ¿Son para enfermos convencionales? Sí, pero también para mayores con Covid-19 que no se derivarán al hospital. Lo admite en el documento interno Enric Barbeta, presidente de la Sociedad Catalana de Neumología (Socap). "En insuficiencia respiratoria aguda, la prescripción de oxígeno en ambiente extrahospitalario se debería limitar a pacientes en situación paliativa en los que se haya decidido una limitación del esfuerzo terapéutico".

Catástrofe en las residencias de Cataluña

La admisión del doctor Barbeta es clara: hay pacientes con Covid-19 de edad avanzada en Cataluña a los que ya no se les trata. Han pasado a cuidados paliativos, y es en este marco en el que recibirán el oxígeno de la Generalitat. Ello es precisamente lo que denuncian empleadas del centro sociosanitario Frederica Montseny de Viladecans (Barcelona), la residencia cero del coronavirus en Cataluña, que están alertando de que los hospitales de referencia, el de Viladecans y el de Bellvitge, ambos públicos, les están derivando enfermos de edad avanzada con infección por SARS-CoV-2 para que vayan a morir a los centros. Cuando ellos, tal y como admitió el propio consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias Chakir el Homrani, no son centros sanitarios.

residencias cataluna coronavirus covid 19
Desinfección en la residencia Santa Oliva, de Olesa (Barcelona), una de las golpeadas por el coronavirus / EFE

Viladecans es un ejemplo del descalabro del sector de las residencias en Cataluña. Los geriátricos son los centros más golpeados por la pandemia. Y de su gestión se desprende que quizá no siempre hicieron siempre todo lo que pudieron. Al menos así lo ve la Fiscalía Superior de Cataluña, que ha ordenado incoar diligencias para investigar la gestión en 25 asilos de la región. El ministerio público detecta presuntos indicios de abandono de las personas mayores. Sus resultados se conocerán con el avance de las pesquisas. Por ahora, la Generalitat contrata subrepticiamente oxígeno para aliviar a los ancianos con Covid-19 cuya sanidad pública ha dejado de tratar.