Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de la Urbana durante una redada en el Raval / EFE

Radiografía del crimen en Barcelona en 2019

En los últimos 12 meses se han cometido 17 homicidios y los robos con violencia se han disparado el 35%

6 min

Este martes se ha producido un nuevo apuñalamiento en el distrito de Ciutat Vella de la capital catalana. Un ciudadano francés de 31 años retiraba dinero de un cajero cuando le han atacado para robarle. Se encuentra en estado grave en un centro sanitario. Una muestra más de la inseguridad que, según el barómetro municipal, es la principal preocupación de los barceloneses. Y es que en 2019 se han producido 17 muertes violentas en la capital catalana, frente a los 10 homicidios que se registraron el año anterior. 

Agentes de Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana atienden a la víctima del apuñalamiento en el Raval / TWITTER
Agentes de Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana atienden a la víctima del apuñalamiento en el Raval / TWITTER

Solo entre enero y septiembre de este año, los homicidios dolosos y asesinatos consumados en Barcelona han aumentado un 66,7% respecto a 2018, según cifras del Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior . También aumentaron el 11,4% los asesinatos en grado de tentativa --pasan de 35 a 39-- y los robos con violencia e intimidación, que han pasado de 8.672 a 10.833. El total de infracciones penales asciende hasta 151.591, un 5,2% más, solo hasta el segundo trimestre. 

Ciutat Vella

Ciutat Vella bate todas las estadísticas policiales. El centro histórico de la ciudad presenta la tasa más alta de delincuencia. Así, las cifras de criminalidad en el distrito, que agrupa los barrios del Raval, Gótico, Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera y Barceloneta, están tan altas como en los periodos más negativos de Barcelona, entre 2009 y 2011. Y es que es donde se cometen la mitad de todos los hurtos y robos violentos

Una de las zonas recurrentes es el denominado forat de la vergonya, punto habitual de comisión de delitos. "Aunque los más violentos han disminuido --homicidios, asesinatos--, no se han logrado reducir los índices de criminalidad que registra esta zona”, explicaba Eugenio Zambrano, agente de la Guardia Urbana y portavoz del sindicato CSIF, a Crónica Global.  En el barrio de Sant Pere se suceden enfrentamientos violentos a diario. A pesar del fuerte patrullaje en la zona, y de los controles estáticos de seguridad, la percepción de los ciudadanos es “la de una fuerte inseguridad relacionada con robos con violencia, intimidación y hurtos”.

Agentes de los Mossos d'Esquadra con un detenido en Barcelona / EFE
Agentes de los Mossos d'Esquadra con un detenido en Barcelona / EFE

Verano negro

El verano ha registrado un incremento de los homicidios. Solo en julio, cinco hombres murieron de forma violenta en las calles de la ciudad. El último, el día 30, tras recibir una paliza en la zona de ocio del Port Olímpic. Un fallecimiento que se produjo sólo dos días después de que otro hombre perdiese la vida en el Raval tras ser apuñalado durante una discusión. La semana anterior, un varón de 36 años fue tiroteado en el Poblenou. El día 11 se registró otra víctima mortal tras ser apuñalada en el Eixample, y el 6 de julio, un hombre falleció tras recibir varios disparos ante una peluquería en Sarrià

Agosto registró cuatro homicidios. El día 8, un hombre murió tras una pelea en calle Comerç, también en Ciutat Vella. Solo cuatro días después, los Mossos d'Esquadra encontraron el cuerpo de una mujer en Can Tunis. El 16 de ese mismo mes, otro varón de 47 años falleció tras ser apuñalado en Vilapicina, durante una reyerta. Septiembre comenzaba con el fallecimiento de una joven de 26 años tras ser apuñalada en un bar de copas del Port Olímpic El motivo de la agresión fue el robo de su teléfono móvil. 

Más de 4.000 robos en seis meses

Sólo durante los seis primeros meses del año se denunciaron más de 4.200 robos con violencia, una cifra que supone un aumento del 35% respecto al mismo periodo del año anterior. Las detenciones también se disparan el 85%, pasando de 3.117 a 4.207; unos 23 arrestos diarios.

Entre los artículos que más sustraen los cacos se encuentran los relojes de lujo. La ciudad se ha convertido en una de las más peligrosas de España, ya que su tasa de delincuencia se dispara a los 120 delitos por cada mil habitantes, lo que supone veinte delitos por hora.