Menú Buscar
Un agente de los Mossos d'Esquadra con una pistola Taser como la que usaron en el Parc Taulí / CG

Los Mossos utilizan una pistola Taser en el Hospital de Sabadell

Los agentes reducen a un individuo que se encontraba muy alterado en el nivel 2 de urgencias de la Corporación Sanitaria Parc Taulí

04.05.2019 21:16 h.
3 min

Los Mossos d'Esquadra utilizaron una pistola eléctrica Taser en el Hospital de Sabadell ayer viernes. Los agentes tuvieron que emplear el inmovilizador eléctrico con un individuo que se encontraba muy alterado en la Corporación Sanitaria Parc Taulí.

Según han informado fuentes conocedoras del incidente, el suceso se habría producido ayer en el complejo sanitario de la ciudad barcelonesa, al que acuden unos 400.000 pacientes de la conurbación de Barcelona. Voces no oficiales de la ciudad sanitaria han confirmado que "se produjo un incidente con una persona y se tuvo que llamar a los Mossos. La situación en Urgencias ya está normalizada".

Trifulca en el nivel 2 de Urgencias

Las fuentes consultadas por este medio no han precisado si los agentes dispararon o no el dispositivo inmovilizador. Sí que han confirmado que efectivos de la policía catalana tuvieron que desenfundarlo y esgrimirlo ante un individuo que entró corriendo al hospital huyendo de la policía. Buscaba, aseguran las mismas fuentes, refugio en el centro sanitario que dirige el doctor Joan Martí.

"Se trataba de un individuo alterado y agresivo. Entró en el hospital a toda prisa huyendo de los Mossos. Ello obligó a la plantilla que estaba de guardia a llamar a los Mossos d'Esquadra. Éstos tampoco pudieron contener a la persona, que se encontraba en el nivel 2, y tuvieron que hacer uso, como mínimo en grado de intimidación y como máximo en disparo, de la pistola Taser", han avanzado voces cercanas al incidente.

Incidentes sin grabar

Cabe recordar que las pistolas eléctricas Taser fueron incorporadas a la dotación del cuerpo de Mossos d'Esquadra en 2018. El 3 de septiembre se produjo el primer disparo en Girona. Fue contra un presunto maltratador que se enfrentó a los agentes. La intervención se ajustó a las reglas de uso del dispositivo, según concluyó el cuerpo tras el incidente. No obstante, la proporcionalidad o no en el uso la determinan los propios Mossos, pues no han incorporado las cámaras en el uniforme de los agentes que utilizan Taser, tal y como pidió el Parlament.

Cualquiera que fuera el alcance del suceso, lo cierto es que las Urgencias del Parc Taulí vuelven a estar en la picota. El servicio se colapsa de forma rutinaria. Por si fuera poco, las obras para ampliar las camas de hospitalización que drenan esta unidad se han retrasado por problemas con Acciona, la subcontrata que tenía que acometer los trabajos. Debían estar operativas este verano. Ello no ocurrirá. La Generalitat retiró la contrata a la multinacional por el notable desvío presupuestario en septiembre de 2018.