Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La mujer detenida en la estación de tren de Balaguer tras robar un bebé ingresará en psiquiátrico / GOOGLE STREET VIEW

El juez ordena el ingreso en un psiquiátrico para la mujer que robó un bebé en Balaguer

La joven sustrajo el viernes por la tarde al niño, de 40 días, del carrito en el que lo llevaba su madre

3 min

El Juzgado en funciones de guardia de Balaguer (Lleida) ha ordenado el ingreso en un psiquiátrico para la mujer de 28 años que fue detenida el viernes tras robar un bebé en la localidad leridana.

La mujer fue arrestada después de llevarse a la criatura de 40 días del cochecito en el que lo llevaba su madre y abandonarlo poco después –en buen estado—al verse acorralada por unos vecinos que presenciaron la escena, según adelantó el Diari Segre.

No está en condiciones de declarar

El juez ha ordenado que ingrese en un centro psiquiátrico después de que los forenses examinaran a la arrestada y determinaran que no estaba en condiciones de prestar declaración.

La joven fue aprehendida por la Guardia Urbana de Lleida como presunta autora de un delito de detención ilegal gracias a la colaboración ciudadana. Los Mossos han abierto una investigación para determinar por qué esta mujer, vecina de Noguera, decidió llevarse al niño.

Se llevó al niño del carrito

Los hechos se registraron a las 17.00 del viernes en la calle Barcelona, muy cerca de la plaza Catalunya, cuando la madre y la abuela del bebé paseaban con el bebé de 40 días. Fue en ese momento cuando la joven sustrajo al niño del carrito y se dio a la fuga con el niño en brazos.

La madre salió corriendo tras ella y avisó a los transeúntes de lo que acababa de ocurrir, que se unieron a la persecución de la joven. Finalmente, la alcanzaron cerca de la estación, donde abandonó al bebé en buen estado.

Arrestada en la estación

La joven fue descubierta escondida en los lavabos de la estación de tren, donde se había sacado varias prendas de ropa para despistar a la policía. Sin embargo, los datos aportados por los transeúntes, que grabaron a la mujer durante su huida, fueron esenciales para su localización.