Acoso escolar: "Mi hijo tiene que ir al instituto escoltado"

Una madre de Cunit denuncia el brutal 'bullying' que sufre su hijo en el Instituto Ernest Lluch de la localidad

El niño de 13 años que, según su madre, sufre 'bullying' o acoso escolar en el Instituto Ernest Lluch de Cunit / CG
07.02.2017 00:00 h.
6 min

"Mi hijo tiene que ir escoltado por un profesor por todo el colegio". Esta es la atroz denuncia de G., madre de un alumno de 13 años del Instituto Ernest Lluch i Martí de la localidad de Cunit (Tarragona). La vecina quiere dar la voz de alarma sobre el supuesto bullying brutal que sufre el joven del centro de enseñanza de educación secundaria. La institución investiga los hechos, mientras que G. ya ha interpuesto dos denuncias en comisaría por agresiones y amenazas.

"Todo empezó en diciembre del año pasado. Un día, mi hijo llegó con rasguños en las manos. Cuando le pregunté, no quiso contestar. Le daba vergüenza, reparo. Al final, me confesó que un compañero de clase le había pegado con un palo", explica a Crónica Global.

Incrédula, la ciudadana contactó con el centro y pidió abrir un protocolo contra el acoso escolar. Siempre según ella, la dirección del IES Ernest Lluch i Martí minimizó la agresión.

"Si no fueras mujer, te mataba"

G. regresó al instituto el 9 de diciembre. Se acercó con la voluntad de hablar con el agresor de su hijo, tras cerciorarse de que el supuesto acoso se remontaba a principios de curso.

"Le habían roto los típex del estuche o los lápices de memoria. Le hacían la vida imposible", lamenta.

Al acudir al centro, abordó al alumno. "Le dije, si quieres abusar de alguien, aquí estoy yo. Fue un error", explica. Varios estudiantes apoyaron al agresor, la rodearon y amenazaron. Algunos, según ella, le escupieron en la cara. "Si no fueras mujer, te mataba aquí mismo" o "acabarás como la niña de Mallorca", le espetaron según ella. 

Fiscalía de menores

Aquel capítulo motivó la primera denuncia de la familia. Fue por agresiones y amenazas del grupo de estudiantes. La madre sostiene que se trata de la llamada Banda de los Taki, una familia de origen magrebí.

Preguntado por la cuestión, un portavoz de los Mossos d'Esquadra ha indicado que hay dos denuncias interpuestas ante la Policía Local de Cunit y que el caso, al implicar menores, lo gestiona la Fiscalía especializada.

Segunda queja

Tras el encontronazo del 9 de diciembre, madre e hijo evitaron el instituto. "Estuve seis semanas sin llevarlo al centro", aclara. Volvieron el 13 de enero, cuando el alumno fue entrevistado en el marco del procedimiento antiacoso abierto por el centro educativo.

Imagen del niño que sufre acoso en un colegio de Cunit

"Al lunes siguiente, acudió al centro. La dirección le había puesto un profesor de escolta. Lo acompaña a todos sitios, incluso al patio. Ha sido en vano. Le siguen provocando y recibió más amenazas, lo que motivó la segunda denuncia", abunda la responsable legal del menor.

Protocolo habitual

La dirección del instituto subraya que ha activado un protocolo contra el acoso. "Inspección Educativa y los Servicios Territoriales de la Consejería de Educación en Tarragona están informados. Es el procedimiento habitual", ha detallado un portavoz.

"No podemos dar más datos --ha continuado-- ya que la resolución del expediente se debe comunicar antes a las familias".

"Vivimos con terror"

La actuación del instituto no ha sido suficiente para G. Según ella, la dirección la emplazó a no acudir a los medios de comunicación. La madre culpa a los Takis, una familia que, siempre según su versión, "es muy conflictiva".

Crónica Global ha tratado de recabar la versión de al Policía Local de Cunit, sin éxito.

"Vivimos aterrorizados. La Policía Local custodia ahora las entradas y salidas del instituto. Un profesor acompaña a mi hijo allí donde va. Pero si nadie frena esto, habrá más agresiones", avanza la madre.

"Falta prevención"

Consultado sobre el caso, la Asociación No al Acoso Escolar ha recordado que los protocolos contra el bullying dependen mucho del personal. "Falta formación entre el profesorado. Algunos no saben ni que existe. No se forma a los nuevos docentes", ha consignado un portavoz.

Según el representante, si el instituto de Cunit ha activado el protocolo "ya es significativo de que algo pasa". Sin perjuicio de las conclusiones del informe, y de las soluciones que aporte el profesorado, la oenegé es tajante. "La hoja de ruta de la Consejería para estos casos es poco preventiva", admite.

No al Acoso Escolar recibe más de 350 llamadas al año sobre supuestos casos de agresiones en Cataluña. De las mismas, la mayoría ocurren en educación primaria.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información