Menú Buscar

Un robo hizo estallar la batalla campal de Sabadell

Malestar entre los cuerpos policiales y los vigilantes de seguridad porque los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra llegaron tarde

08.09.2019 15:17 h.
3 min

Un robo. Esta fue la causa de la batalla campal que obligó ayer a intervenir a la policía municipal, a los Mossos d'Esquadra y a los vigilantes de seguridad en la Fiesta Mayor de Sabadell. Pese a las versiones contradictorias sobre la algarada callejera, que terminó con nueve personas detenidas, fuentes policiales son claras: una detención por sustracción hizo estallar los incidentes.

Las voces policiales consultadas por este medio sitúan el inicio de las tropelías sobre las cinco de la madrugada, cuando terminaban los conciertos en las llamadas Barraques de Sabadell, que congregaron a artistas como Bebe o Obeses. Al término de los conciertos se produjo una sustracción con violencia que fue atajada por los vigilantes de seguridad, que entregaron al presunto autor, un joven de origen magrebí, a la policía. Ello enervó a sus compañeros, que arremetieron contra el personal de seguridad y la policía, han insistido las mismas fuentes. Fue el origen de la batalla.

¿Dónde estaban los antidisturbios?

Las fuentes policiales consultadas por este medio han loado la acción de la policía municipal de Sabadell, que detuvo al individuo cuyo robo generó los posteriores incidentes, y la labor de la unidad de seguridad ciudadana (USC) de los Mossos. Ambos cuerpos lidiaron con el incidente sin apenas recursos de contención de masas.

También han insistido las voces consultadas que los vigilantes de la empresa Protección de Patrimonios (PdP) jugaron un papel crucial en evitar que se produjeran males mayores en el entono del Eix Macià y Parc de Catalunya, donde se concentraron las algaradas. "Hubo lanzamiento de botellas, piedras y contenedores volcados. Solo las cargas policiales de la policía, ayudada por los vigilantes, evitaron que se produjeran más heridos", han señalado.

"Fue como la 'intifada'"

Uno de los vigilantes presentes en el operativo policial de contención de los disturbios se ha quejado de que el escenario de madrugada en Sabadell fue como "la primavera árabe, como una intifada". Según él, solo la sangre fría de los efectivos de la empresa gestora de la seguridad y de los cuerpos policiales evitó males mayores. "Solo hubo heridos por contusiones --los Mossos hablan de cuatro agentes-- porque se optó por la contención", ha subrayado.

La policía autonómica ha precisado que los arrestados son ya investigados por presuntos delitos de desórdenes públicos. Otros tres están acusados de atentado contra la autoridad.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información