Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un efectivo del Área Regional de Recursos Operativos (Arro) de los Mossos, durante un operativo policial / EP

Bandas "muy violentas" de Suecia y del Este se fijan en Barcelona

Los Mossos d'Esquadra admiten que han desmantelado grupos de esta tipología, pero rechazan que "se hayan implantado", pese a que otras fuentes policiales hablan de "alerta máxima"

4 min

Bandas delictivas suecas de segunda generación y del Este de Europa se están fijando en Barcelona para levantar operativas criminales. El nuevo fenómeno criminal lo admiten los Mossos d'Esquadra, que reconocen "haber desmantelado" grupos de esta tipología, aunque avisan de que "no se puede hablar de implantación". En cambio, fuentes policiales alternativas lo dan por hecho y avisan de una "alerta máxima interna" y "petición de refuerzo" por parte de la policía catalana

Preguntado por la cuestión, un portavoz de Mossos ha indicado que, en efecto, el cuerpo ha arrestado y desarticulado bandas formadas por personas originarias del Este e inmigrantes suecos de segunda generación que esgrimen armas de fuego, largas y cortas, como han señalado fuentes policiales. "Si hemos interceptado grupos así recientemente, la respuesta es sí. Si se puede hablar de implantación en Barcelona, la respuesta es no", han subrayado. 

Alerta interna y petición de ayuda

Esta es la versión oficial de la policía autonómica, que pide "prudencia" y no dar por hecha la implantación de estas bandas delictivas hasta que efectivos de investigación del cuerpo lo confirmen. 

Fuentes policiales alternativas son mucho más contundentes. "Se ha llamado a la alerta y se pide ayuda desde las unidades de investigación de Mossos d'Esquadra. Alertan de la presencia en Barcelona de ciudadanos suecos de origen árabe y de la antigua Yugoslavia de segunda generación dedicados al crimen organizado", informan. 

Armas de fuego cortas y largas

Según las mismas voces, se trata de células criminales "muy violentas y que emplean armas de fuego, tanto cortas como largas, amén de explosivos". ¿Dónde se habrían localizado estas redes delictivas? "Ya ha habido algún incidente en el Eixample, con detenciones y decomiso de armas de fuego cortas", ilustran. 

Habida cuenta de estos casos, las áreas de investigación criminal de Mossos emplazan a sus efectivos y a funcionarios del resto de policías a "extremar las medidas [de seguridad], enviar refuerzos e informar de novedades en caso de nuevos incidentes". 

Los delitos dan una tregua a Barcelona en 2020

Cualquiera que sea el alcance de esta nueva amenaza, lo cierto es que los datos avalan de una relajación de la comisión de tipos penales en Cataluña, el fenómeno que más preocupa a los vecinos, según el último Barómetro semestral del Ayuntamiento de Barcelona

Lo aflora el Sistema Estadístico de Criminalidad (SEC) del Ministerio del Interior, que consigna que entre enero y septiembre de 2020 --coincidiendo con la mayor parte de los confinamientos y restricciones por la pandemia de coronavirus-- se contaron en la comunidad catalana 268.854 delitos, un 27,7% menos que el año anterior, cuando los tipos notificados fueron 366.459. A la espera de los datos del segundo semestre del año, en Barcelona también se había contado una caída de la criminalidad. Hubo hasta el sexto mes del año 65.873 infracciones del Código Penal, un 42% menos que el mismo periodo del año anterior, según la Consejería de Interior.