Menú Buscar
Imagen de la sangre tras la agresión de un mantero a un turista en Barcelona / CG

La Urbana denuncia "más agresiones silenciadas" de manteros a turistas

Los sindicatos recuerdan el "apoyo institucional" de Ada Colau a los vendedores ambulantes y la falta de recursos humanos y materiales, que les impiden atajar este problema

02.08.2018 13:39 h.
3 min

La Guardia Urbana ha denunciado "agresiones silenciadas" de manteros a turistas como el ataque a hebillazos que dejó ayer miércoles, 1 de agosto, un turista herido grave en el centro de Barcelona. El cuerpo lamenta la "tolerancia" de Ada Colau con los vendedores ambulantes y pide más efectivos y recursos para frenar la proliferación de la venta en la calle.

En declaraciones a este medio, Eugenio Zambrano, secretario autonómico de Administración Local y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de CSIF, ha lamentado el "apoyo institucional" del equipo de gobierno municipal de Barcelona en Comú (BComú) a los manteros, lo que "provoca casos como el de ayer" en la Ciudad Condal. Según Zambrano, el ataque del miércoles a hebillazos contra un turista estadounidense "muestra la dejadez institucional" del Ayuntamiento de Barcelona con este problema.

"Ataques no denunciados"

El profesional ha alertado de que "se producen más insultos e incidentes verbales e incluso físicos" entre manteros y turistas y vecinos, ya que los primeros realizan una auténtica "invasión" del espacio público. "No se denuncian porque o bien el visitante está de paso, o el ciudadano de aquí no quiere enfrentarse a lo que ya es una auténtica mafia", ha agregado Zambrano. ¿Qué puede hacer la Guardia Urbana al respecto? "Pedimos disculpas al ciudadano porque no tenemos medios humanos, materiales ni apoyo institucional para combatir este problema", ha indicado.

Según el sindicalista, el equipo de gobierno de BComú "no permitió que agentes voluntarios pospusieran sus vacaciones para trabajar en verano a cambio de un extra, como sí hicieron los alcaldes Jordi Hereu y Xavier Trias". Además de no reforzar la plantilla, los efectivos de la Urbana "no disponen de los medios materiales" para combatir el auge de la venta ambulante en la capital catalana.

"Ciudad sin ley"

La laxitud municipal con la venta ambulante y la falta de apoyo a la Urbana, según el representante, está derivando en que "Barcelona se convierta en una ciudad sin ley". El efectivo ha recordado que en los últimos recuentos municipales han subido delitos como los hurtos o los robos con violencia. "La ciudad se está degradando y te lo dicen los propios turistas: que no volverán", ha lamentado Zambrano.

El sindicalista ha hecho la valoración después de conocerse la agresión de un mantero a un turista de origen estadounidense el miércoles ante el Cafe Zurich de la Ciudad Condal. La víctima, que sufrió varios hebillazos con un cinturón por parte del vendedor ambulante, tuvo que ser atendido por varios cortes. Permanece ingresado en el Hospital Clínic Barcelona.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información