Menú Buscar
El presidente de la Generalitat de Cataluña Quim Torra con los CDR acampados en la plaza Sant Jaume / CG

El TSJC investigará a Torra por "provocación a la sedición"

La Sala Civil Penal admite a trámite la querella de Ciudadanos contra el Govern por jalear a los CDR

27.12.2018 11:43 h.
3 min

La Sala Civil Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha admitido a trámite la querella presentada por Ciudadanos contra el presidente Quim Torra y el resto de miembros de su gobierno por el supuesto delito de provocación a la sedición previsto y penado en los artículos 544 y siguientes del Código Penal. El tribunal ha incoado el correspondiente procedimiento penal y designa como ponente de la causa al magistrado Jordi Seguí Puntas. La formación naranja acusa a Torra y a los consejeros de animar las protestas de los Comités de Defensa de la República (CDR).

La querella --que puede leerse en este enlace-- incluye como inculpados a Torra y a los consejeros Pere Aragonès, Elsa Artadi, Alfred Bosch, Jordi Puigneró, Miquel Buch, Josep Bargalló, Alba Vergès, Damià Calvet, Laura Borràs, Ester Capella, Chakir El Homrani, Àngels Chacón y Teresa Jordà.

En la querella, Ciudadanos argumenta que en delitos graves como el de rebelión y el de sedición los "actos preparativos" son punibles. "Creemos que el Govern ha iniciado ya la ejecución de estos actos preparatorios, porque no ha requerido a nadie que cese en su intención de provocar desórdenes públicos y de intentar impedir que se reúna el Consejo de Ministros", dijo el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, en vísperas del 21D, fecha en la que el Gobierno de Pedro Sánchez se reunió en Barcelona. Para Carrizosa, Torra y su gobierno son los "continuadores del golpe a la democracia" que inició su antecesor, Carles Puigdemont.

"Amparar y justificar esas acciones sediciosas"

Tras explicar los preparativos de los radicales independentistas, difundidos sobre todo en las redes sociales, Cs asegura que el Govern "ha evitado deliberadamente adoptar la más mínima medida para reconocer y difundir entre la ciudadanía que las acciones promovidas desde la clandestinidad" por los CDR "son en todo caso ilícitas y no tienen ni amparo ni justificación en nuestro ordenamiento jurídico vigente. Ha difundido expresamente mensajes pretendiendo amparar y justificar esas acciones sediciosas promovidas desde la clandestinidad en un supuesto legítimo ejercicio de derechos y libertades fundamentales, como el derecho de reunión o huelga, cuando una premisa o condición básica de dichos derechos es su ejercicio pacífico". 

Contra esta admisión a trámite cabe interponer recurso de reposición. El Govern, a través de su vicepresidente, Pere Aragonès, avisó de que, en el supuesto de que el TSJC archive la querella, acusará a Cs de denuncia falsa.