Menú Buscar
Una de las sedes de Nissan en Barcelona / EFE

El ridículo gasto del Govern en automoción, la puntilla a Nissan

Los presupuestos de 2020 solo dedican 2,9 millones al sector del autómovil, diez veces menos de lo necesario, admite la consejera Chacón, enfrentada a Aragonès y Torra

10 min

Un presupuesto de casi 40.000 millones de euros y solo 2,9 millones destinados a automoción, un sector industrial que ejerce una gran fuerza tractora en Cataluña, pero que la Generalitat relega a posiciones ridículas, dando así la puntilla a la crisis de Nissan. La pugna, cada vez más evidente, entre la consejera de Economía, Àngels Chacón (Junts per Catalunya) y el vicepresidente económico, Pere Aragonès (ERC), unida a la falta de liderazgo del presidente Quim Torra --ni siquiera se apuntó al viaje que Chacón hizo a Japón en noviembre de 2019 para reunirse con la dirección de Nissan--, han torpedeado la búsqueda de soluciones.

Porque, si bien es cierto que en el posible cierre de la factoría de Nissan en Barcelona --así lo asegura el diario japonés Nikkei-- pesa mucho la globalización, la política industrial del Govern en general y de la automoción en particular está lejos de ser una prioridad. A modo de ejemplo, el tan publicitado Pacto Nacional para la Industria 2017-2020 concluye a finales de este año sin que su presupuesto se haya ejecutado --1.800 millones-- y sin previsiones para 2021.

Presupuesto de apoyo a la industria por parte de la Generalitat / CG
Presupuesto de apoyo a la industria por parte de la Generalitat / CG

En Cataluña hay 620.000 empresas y el 21,4% del PIB tiene base industrial. La crisis del coronavirus, lógicamente, alterará esas cifras a la baja y la deslocalización de Nissan se ha convertido en el símbolo de esa recesión. El sector de la automoción, del que forman parte 211 empresas en Cataluña que dan empleo a 140.000 personas --factura 23.800 miliones de euros, un 10% del PIB catalán--, ya dio síntomas de inestabilidad el verano pasado, debido a la caída de ventas y a los despidos en la empresa japonesa.

La oposición política, así como los sindicatos, reclamaron respuestas ágiles, con ocasión del balance de la ejecución del Pacto Nacional por la Industria (PNI). “La Generalitat no tiene una política clara sobre el tejido industrial catalán”, asegura la diputada de Catalunya en Comú-Podem, Yolanda López, quien remitía al informe elaborado por CCOO sobre ese plan.

El Pacto Nacional por la Industria se acaba en 2020

“Lo más preocupante es que el PNI se encuentra ahora en el punto prácticamente de abordar la renovación de su vigencia por un período que debería estar alineado con los plazos de agenda de las políticas europeas, es decir, 2025 o 2030”, indicaba el sindicato en ese estudio publicado el verano pasado, en el que también se aludía a la situación de Nissan.

venta coches
Evolución de la venta de coches / CCOO

En el mismo, se aseguraba que solo se había ejecutado el 43% del presupuesto destinado al PNI, aunque la Consejería de Empresa lo elevaba a un 80%. Asimismo “las inversiones previstas no se han hecho de forma equitativa”, denunciaba Gómez. En Industria 4.0 y digitalitzación --que abarca la transformación estructural necesaria en el sector del automóvil--, la ejecución presupuestaria no superaba el 33%. Desde entonces, el Govern no ha vuelto a hacer balance de la ejecución del PNI. Chacón viajó en noviembre de 2019 a Yokohama (Japón), donde Nissan tiene su sede central. La multinacional reafirmó su compromiso con la planta catalana, ahora en el aire.

La diputada y secretaria de Economía del PSC, Alícia Romero, en los pasillos del Parlamento de Cataluña / CG
La diputada y secretaria de Economía del PSC, Alícia Romero, en los pasillos del Parlamento de Cataluña / CG

Torra está más pendiente de Twitter que de liderar la reactivación industrial”, denuncia la diputada de PSC-Units, Alícia Romero, quien anticipa que, en el próximo Pleno del Parlament previsto para el 21 de mayo, pedirá soluciones al Govern sobre la situación de Nissan. “Durante la tramitación de los presupuestos de 2020 ya advertimos del escaso presupuesto destinado a automoción, unos 2,9 millones, y de la necesidad de aumentarlo con una reasignación de partidas. La propia consejera Chacón admite que es diez veces inferior a lo necesario”, explica Romero a Crónica Global.

Un plan de apoyo

En efecto, el pasado mes de febrero, la titular de Empresa anunciaba un plan de apoyo a la industria de la automoción y la movilidad al que el Govern dedicaría unos 20 millones en 2020. Un sector, dijo, que le preocupaba y que requería de un gasto diez veces mayor en los presupuestos de la Generalitat. La puya iba dirigida, obviamente, al vicepresidente económico, Pere Aragonès con quien apenas tiene interlocución y del que discrepa, asimismo, sobre el aumento de la presión fiscal que contemplan los presupuestos de 2020.

matriculacion
Evolución de la matriculación de vehículos / CCOO

Como tampoco parece tener afinidades con Torra, pues Chacón discrepó públicamente de las declaraciones del president sobre la necesidad de priorizar la vida a la economía ante la pandemia --"salvar vidas y preservar la economía no son cosas contradictorias", dijo--, o de su estrategia de polarización.

 

 

Carme Chacón muestra su preocupación por el sector del automóvil (feb 2020) / TWITTER

A juicio de Romero, las políticas industriales no han remontado desde la etapa del tripartito, pues de los 163 millones que la Generalitat destinaba en 2010 al apoyo industrial, se pasó a 33 millones en 2016. Curiosamente, fue el exconsejero de Empresa Felip Puig (CiU) quien “inventó” la idea de un Pacto Nacional por la Industria.

Evolución del gasto

El gasto aumentó algo en 2017, con 52 millones, pero se redujo de nuevo en 2019, con 47 millones. Para 2020, la cifra asciende a 51 millones, aunque como se sabe, esas cuentas han quedado desfasadas por la pandemia y el Govern analiza ahora cómo adaptarlos a la dura crisis social y económica que se avecina.

Más recientemente, el pasado 13 de mayo, con motivo de la reunión de los miembros del Pacto Nacional por la Sociedad del Conocimiento, tanto CCOO como UGT exigieron al Govern que este nuevo instrumento de impulso económico no peque de los mismos errores del Pacto por la Industria.

“La crisis de Nissan es la punta del iceberg del interés del gobierno por la industria catalana. Ciudadanos (Cs) ya advirtió de que los presupuestos no atendían a las necesidades reales de la ciudadanía”, afirma el diputado de Cs, Martí Pachamé, quien ha pedido la comparecencia en el Parlament de Chacón y del consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, Chakir El Homrani.

La lucha fraticida entre París y Yokohama

Un informe publicado por CCOO en octubre de 2019 titulado Metamorfosi i renaixement del sector de l'automoció a Catalunya ya advertía de las situación de Nissan [se puede leer en este enlace]. "La caída de la producción está comportando también un descenso del empleo por primera vez desde 2012. La fábrica de Nissan en la Zona Franca de Barcelona ha perdido producción y empleo, y está pendiente de decisiones que no parece que vayan a llegar en el corto plazo para recuperar su capacidad productiva con asignación de nuevos modelos, o productos, o tecnologías", avisaba.

Y añadía: "La recomposición del sector ha propiciado diversas alianzas como la alianza Renault-Nissan, que últimamente ha protagonizado una lucha fratricida de poder entre París y Yokohama que a día de hoy es difícil intuir su afectación futura para las plantas de Nissan en Catalunya.