Menú Buscar
El presidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, y el vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Oriol Junqueras, comparecen ante los medios de comunicación en el Palau de la Generalitat / EFE

Puigdemont critica “abusos” y la “estrategia del miedo” del Estado contra el referéndum

El presidente catalán ha comparecido con Junqueras para criticar las "represalias económicas" del Tribunal de Cuentas por la consulta del 9N

05.09.2017 20:31 h.
3 min

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente Oriol Junqueras, han comparecido en una rueda de prensa de urgencia a última hora de la tarde de hoy para denunciar los “abusos” del Estado y la “estrategia del miedo” utilizada " a la desesperada" para evitar el referéndum del 1 de octubre.

Puigdemont y Junqueras han criticado la decisión del Tribunal de Cuentas de ampliar su investigación sobre la consulta celebrada el 9 de noviembre de 2014, que afecta al expresidente Artur Mas y tres consejeras, a siete altos cargos de la Generalitat. Todos ellos deberán responder con su patrimonio. Previamente a su comparecencia, ambos se han reunido con Artur Mas, el presidente de Ómnium, Jordi Cuixart, y el presidente de la ANC, Jordi Sánchez.

Semana decisiva

El mandatario catalán enmarca esta decisión en una “semana decisiva” en la que se aprobará la ley del referéndum y se convocará a la ciudadanía a votar el 1-O.

“El Estado ha ampliado su represalia económica tras el éxito de la consulta del 9N”, ha dicho el presidente, y ha procedido a la “incautación del patrimonio” de los responsables del 9N.

“Se han saltado derechos fundamentales de forma exprés, en tiempo récord, sin esperar a recibir los expedientes solicitados. Por ello, expresamos nuestro apoyo total a las personas a las que el Tribunal de Cuentas ha ampliado la investigación”. El dirigente de PDeCAT ha instado a mantener “una determinación máxima” y dar “una respuesta democrática y serena”

"Impedir el funcionamiento normal de nuestras instituciones"

Por su parte, Oriol Junqueras cree que el Estado “quiere impedir el funcionamiento normal de las instituciones catalanas mediante una interpretación sesgada de las leyes”. Ha reiterado que convocar un referéndum “no es delito, pues se despenalizó en 2005”. Asimismo, una sentencia del Tribunal Constitucional, recuerda, impidió la pretensión del PP de castigar penalmente la convocatoria de un referéndum. Junqueras ha calificado de “abuso” la actuación del Gobierno del PP contra los dirigentes de la Generalitat que, según ha advertido, puede usarse también en un futuro contra el conjunto de los españoles.