Menú Buscar
Los líderes políticos del 1-O durante el juicio en el Tribunal Supremo

Los políticos condenados por el 1-O defienden la DUI antes de volver al Parlament

Junqueras, Rull, Turull, Romeva, Forn y Bassa sostienen que el 155 se iba a aprobar de todos modos y dicen que el citado artículo ha hecho mucho daño

Gerard Mateo
4 min

Los políticos condenados por el 1-O siguen apostando por "la vía unilateral para lograr la independencia", según TV3. Es más, todos ellos defienden la declaración unilateral de independencia (DUI) que hizo el presidente prófugo Carles Puigdemont el 27 de octubre del 2017.

Oriol Junqueras, Raül Romeva, Josep Rull, Jordi Turull, Quim Forn y Dolors Bassa han concedido sendas entrevistas por carta a El suplement de Catalunya Ràdio antes de volver a pisar el Parlament el martes, en el marco de la comisión de investigación del 155, en la que intervendrán.

Turull: "La DUI no fue un error"

El más duro y el más convencido, una vez más, es el líder de ERC, Oriol Junqueras. Preguntado por la DUI, responde que hicieron lo que prometieron. Además, afirma que "en cualquier estado democrático" Cataluña sería hoy independiente y estaría "en la negociación de activos y pasivos". "Pero este estado no lo es y era necesario llegar hasta el final y así nos hemos ganado el derecho a volverlo a intentar", añade.

Turull, por su parte, escribe que "no fue un error la DUI, al contrario, y más sabiendo que el 155 iba a llegar igual". "Con la DUI salvamos, y no enterramos, la vigencia del mandato de las urnas del 1 de octubre". Mientras, Forn responde que "ante la reiterada negativa del Gobierno español a negociar y a buscar una solución política al conflicto con Cataluña, la DUI se tenía que hacer porque era un mandato".

Bassa: "¿Nos podrán mirar a la cara?"

Preguntados por el reencuentro con excompañeros en el Parlament, de nuevo el más atrevido es Junqueras: "A ver cómo aguantan la mirada; saben que han sido cómplices de que llevemos más de dos años encerrados en prisión por unos delitos que no hemos cometido, por hacer un referéndum". Tampoco Bassa se arruga: "¿Nos podrán mirar a la cara y saludarnos como si nada hubiera pasado?". Los demás niegan que guarden rencor.

Por otra parte, todos ellos declararán en el Parlament que el 155 fue un "desastre" que "perjudicó el despliegue" de programas, ayudas, leyes y derechos en los que aquel gobierno autonómico, dicen, había trabajado. Añade Turull que la aplicación del artículo "fue mucho más que la intervención del autogobierno" para la relación "Cataluña-España". Y Romeva lo califica de "golpe de Estado jurídico".

Los apoyos del referéndum y la DUI

Finalmente, este mismo exconseller responde que "internacionalmente hay que poner en valor que nadie se puso en contra del derecho a voto de los catalanes antes del referéndum, que la condena a la actuación del Estado el 1-O fue unánime y que los intentos por mediar existieron en muchos niveles".

Sin embargo, omite que tampoco ha recibido apoyos la DUI.