Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, y su esposa, Marta Ferrusola / EP

Podemos pide 20 años de cárcel para el expresidente Pujol por asociación ilícita y blanqueo

El partido morado cifra en 123 millones el dinero presuntamente defraudado por las actividades corruptas del clan familiar

4 min

Podemos, que ejerce la acusación popular en la macrocausa de la Audiencia Nacional contra el clan Pujol, ha presentado este lunes su escrito de acusación en que reclama hasta 20 años de cárcel para el expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol Soley, a quien acusa de los delitos de asociación ilícita, pertenencia a grupo criminal y blanqueo de capitales.

La formación morada también pide penas elevadas de prisión para el resto de los miembros de la familia. Así, solicita hasta 17 años para la esposa del expresident, Marta Ferrusola Lladós54 años y seis meses para Jordi Pujol Ferrusola, de quien considera que fue "autor y director" de la trama criminal; 11 años para Pere, Oriol y Oleguer Pujol Ferrusola, el resto de hijos varones del matrimonio; y 7 años para Marta y Mireia Pujol Ferrusola.

Blanqueo de 123 millones

En el texto, el partido cifra el total en 123,6 millones la cantidad de dinero defraudado por el clan a lo largo de los años. "Los 10 acusados referidos [los Pujol-Ferrusola, incluyendo a Mercé Gironés, esposa de Jordi Pujol Jr.] responderán directa, conjunta y solidariamente por la pena de multa de los delitos continuados de blanqueo cometidos como directores o miembros activos de la asociación ilícita grupo criminal", solicita en su acusación.

Solo en el caso del primogénito, Podemos considera que perpetró cuatro delitos casi consecutivos contra el erario por el pago del IRPF en los ejercicios fiscales de 2007, 2009, 2010 y 2012. Para cada uno de ellos, exige seis años de cárcel por no haber contribuido a la Hacienda Pública en la cantidad que le correspondía

"Patrimonio desmedido"

El escrito llega después de que el juez instructor José de la Mata diese por concluida la investigación y propusiera enjuiciar a toda la familia Pujol por formar una organización criminal. En palabras del magistrado, el entorno del expresidente aprovechó su "posición privilegiada de ascendencia en la vida política, social y económica catalana durante décadas".

De hecho, la argumentación de la formación morada se alinea completamente con las tesis del togado. En su escrito, Podemos sostiene que el "patrimonio desmedido" de la familia está "directamente relacionado con percepciones económicas derivadas de actividades corruptas”.

A la espera de la fiscalía

Tras el posicionamiento de Podemos, solo resta que el ministerio público formule sus solicitudes de condena antes de que arranque el juicio oral contra los acusados.

De esta forma se pondrá el corolario de un tortuoso procedimiento que comenzó a finales de 2012 con la denuncia de Victoria Álvarez, expareja de Jordi Pujol Ferrusola. La excompañera sentimental del hijo mayor de los Pujol reveló los continuos viajes a Andorra de la familia, así como los negocios en que estaba involucrado el primogénito. Ocho años más tarde, la presunta corrupción de los Pujol está a las puertas de ser juzgada por un tribunal.