Menú Buscar
El diputado de Junts per Catalunya Francesc Dalmases y Víctor Terradellas, presidente y fundador de la Fundació CATmón, investigados por las subvenciones de la Diputación de Barcelona / CG

Los paniaguados que vivían de la Diputación de Barcelona a cuenta del ‘procés’

La mayor parte de los ingresos de Dalmases, miembro del núcleo duro de Puigdemont, y Terradellas, amigo de Oriol Pujol, procedían de ayudas de CDC a la cooperación, según el juez

25.05.2018 00:00 h.
4 min

Vivir de las ayudas a la cooperación. Y a lo grande. El titular del Juzgado de Instrucción 1 de Barcelona, que investiga la posible malversación de fondos públicos en las subvenciones concedidas por la Diputación de Barcelona, ha puesto de manifiesto que dos de los supuestos cerebros de la trama, Francesc de Dalmases y Víctor Terradellas, encontraron un modus vivendi en la gestión de ese dinero, que les ha permitido viajar alrededor del mundo. Lo hicieron a través de la Fundación Catmón, dedicada a la internacionalización del procés. El juez considera que la cifra estafada pudo alcanzar los dos millones de euros.

Las pesquisas se centran en 28 subvenciones fraudulentas con países de América Latina, Marruecos o Bosnia concedidas por la Diputación mediante varias entidades entre 2012 y 2015, durante el mandato de Salvador Esteve, que ayer fue detenido en una operación que se saldó con 20 entradas y registros y 30 arrestos.

Catmón, Discatimat e Igman: misma sede, mismo objetivo

Los ingresos de Dalmases, miembro del núcleo duro de Carles Puigdemont, procedían de Catmón, presidida por Terradellas, hombre vinculado al exdirigente de CDC Oriol Pujol –a punto de ser juzgado por el fraude de las ITV--. Terradellas percibía sus ingresos de Discatimat SL. Se da la circunstancia de que Catmón, Discatimat y la ONG Igman, asociación esta última presidida por Dalmases, tenían la misma sede y un mismo objetivo, "el reconocimiento internacional de la nación catalana".

Dalmases es diputado de Junts per Catalunya desde las elecciones del 21D, mientras que Terradellas comenzó a cobrar de CDC desde 2014 como autónomo. Previamente había ejercido el cargo de secretario de Relaciones Institucionales de Convergència.

Denuncia ante la Oficina Antifraude

Una denuncia de la CUP y CGT presentada ante la Oficina Antifraude de Cataluña en junio de 2016 dio lugar al arranque de las diligencias, en las que se ha demostrado que Catmón presentó como justificación de gastos de los proyectos subvencionados el pago de los servicios del patrón-fundador de esta fundación Francesc de Dalmases por la dirección de la revista ONGC. Los estatutos de la Catmón establecen que los patronos ejercen el cargo gratuitamente. Además, en los justificantes de la transferencia figura la dirección de la revista Catalan International View, y no ONGC.

“Desórdenes”, “incoherencias” y “dejadez” son algunos de los calificativos que utiliza el juez para referirse a los expedientes. “Algunas facturas presentadas por Discatimat figuran con el membrete de la Fundación Catmón, a pesar de que estaba facturando a Igman.

Viajes y una revista muy subvencionada

Dalmases, presidente de esta ONG, justificó mediante declaraciones juradas una factura de viaje a Sarajevo de Judith Aixalà (fundadora de Igman, asalariada de Catmón y pareja de Víctor Terradellas) sin que se explique con qué actividad está relacionado el mismo.

Las revistas Catalan International View y ONGC recibieron sustanciosas ayudas durante los años investigados, que oscilaban entre los 24.063 euros y los 49.918 euros. Pero es el Govern el que se ha mostrado más generoso durante los últimos años de procés. En el segundo semestre de 2016, la Generalitat concedió 100.000 euros a Catalan International View. Una cifra que se une al goteo de ayudas por valor de 30.000 euros que los departamentos de Cultura y Vicepresidencia concedieron a esta publicación desde 2010.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información