Menú Buscar
Núria de Gispert, la xenófoba expresidenta del Parlamento catalán / CG

ERC se desmarca de Torra y ve "intolerable" la xenofobia de De Gispert

Los republicanos sopesan sumarse a la resolución del PSC para revertir la decisión de premiar con la Creu de Sant Jordi a la expresidenta del Parlament

03.05.2019 16:36 h.
5 min

El escándalo Núria de Gispert abre una grieta entre ERC y Quim Torra. Los republicanos han tildado hoy de "intolerables" los tuits de corte supremacista de la expresidenta del Parlamento catalán contra políticos constitucionalistas. Por si ello no fuera suficiente, el grupo parlamentario de los independentistas estudia sumarse a la propuesta de resolución del PSC que pide revertir la decisión de premiar con la Creu de Sant Jordi a la exconsejera del Govern.

Los republicanos han verbalizado su oposición a las virulentas palabras de De Gispert en las redes sociales por dos medios. Ante las cámaras de TVE, el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, ha tildado de "grave error" los mensajes de corte xenófobo publicados por la ex jefe de la cámara autonómica. "Son comportamientos que no deberíamos tolerar en nuestra sociedad y en nuestro proyecto, que pretende ser inclusivo y tender la mano a todo el mundo", ha aseverado Sabrià en referencia al movimiento independentista. Por otro lado y horas después, el candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, ha admitido que "no está para nada de acuerdo" con los insultos proferidos por la exdiputada de Unió Democràtica, ahora portavoz de Demòcrates.

Sopesan si se suman a la resolución

Hay más. La crisis creada por los tuits supremacistas de la también letrada contra Inés Arrimadas es de tal calado que ERC estudia si apoya la propuesta de resolución del PSC para revertir el acuerdo de gobierno para concederle la Creu de Sant Jordi. Fuentes de los republicanos han indicado a La Vanguardia que las palabras de De Gispert, cuyo último insulto fue tildar de "cerdos" a Enric Millo y Arrimadas, "están fuera de lugar" y constituyen "un error garrafal". Serían también los exabruptos de la acaudalada presidenta del Parlament impropios " de alguien que ha ocupado los cargos que ha ocupado".

Una decisión de los independentistas de dar apoyo a la iniciativa parlamentaria del PSC implicaría dos cosas. Por un lado, plantarse ante Junts per Catalunya (JxCAT), el partido de Torra y socio de gobierno de los republicanos en el Govern. Por otro lado, lanzar un dardo a su propia bancada, pues entre los diputados de los republicanos en el Parlament se cuentan dos de Demòcrates: Assumpció Laïlla y Antoni Castellà. Sin embargo, la preocupación por el asunto es tal que en el seno del Ejecutivo catalán habría también discrepancias sobre conceder o no la distinción a De Gispert.

Torra, solo de nuevo

La condena de ERC a las expresiones xenóbofas de De Gispert contra políticos no independentistas pone también en un brete al president Quim Torra. El jefe del Ejecutivo catalán dio ayer por "cerrada" la polémica después de que la expresidenta del Parlament borrara un tuit en el que comparaba las exportaciones porcinas de Cataluña con el nuevo desempeño político de Inés Arrimadas y Juan Carlos Girauta en el Congreso y Enric Millo en la Junta de Andalucía. Aseguró la exconsejera que se la había malinterpretado, aunque no pidió disculpas.

De hacerlo, De Gispert tendría que buscar el perdón de mucha otra gente, además de estos tres políticos. Aunque sus envites se han centrado en la líder de Ciudadanos en Cataluña, a la que ha invitado a marcharse en varias ocasiones, la letrada también ha arremetido contra otras mujeres políticas con comentarios sexistas o contra el diario La Vanguardia. Ello le valió la reprobación del Parlamento catalán en octubre de 2018, una cámara que ella misma había presidido entre 2010 y 2015.