Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Búsqueda de un trabajador del matadero de Santa Eugènia de Berga desaparecido en el rio Gurri / AJUNTAMENT DE VIC

JxCAT abandona a los trabajadores del matadero donde han muerto dos inmigrantes

Los caminos de acceso a la empresa se han convertido en una trampa, pero los ayuntamientos de Vic y Santa Eugenia de Berga desoyen las peticiones de partidos y sindicatos

9 min

Obidiaba Knadno, de origen ghanés, y Sarbjit Singh, nacido en India, casado y padre de dos hijos, desaparecieron hace casi tres semanas cuando iban a trabajar en bicicleta al matadero Le Porc Gourmet, situado en un polígono limítrofe con Santa Eugènia de Berga y Vic (Barcelona). Ambos fueron arrastrados por la crecida del río Gurri a consecuencia del fuerte temporal de aquellos días.

El pasado 22 de abril, los equipos de rescate encontraron el cadáver de Knadno, pero nada se sabe de su compañero. El suceso ha confirmado la trampa mortal en la que se ha convertido ese camino rural, muy utilizado por los empleados de esa factoría. Partidos y sindicatos llevan años reclamando soluciones, pero ni el Ayuntamiento de Santa Eugènia ni el de Vic, ambos gobernados por Junts per Catalunya, han tomado medidas.

Una de las inspecciones realizadas en el matadero 'Le Porc Gourmet' en Santa Eugènia de Berga (Osona) / CCMA
Una de las inspecciones realizadas en el matadero 'Le Porc Gourmet' en Santa Eugènia de Berga (Osona) / CCMA

El pasado día 4, la situación de los accesos al matadero fue debatida en el pleno municipal de Vic, donde el equipo de gobierno de la alcaldesa Anna Erra (Junts per Catalunya), rechazó asumir el coste de las obras necesarias para garantizar la seguridad en los desplazamientos laborales, tal como proponía una moción presentada por Capgirem Vic y la Coordinadora Obrera Sindical (COS).

Apoyo de PSC y ERC

La iniciativa, que contó con el apoyo del PSC y ERC pero no prosperó debido al rechazo de JxCAT, advertía de que “los trabajadores no tienen garantizada la seguridad en la movilidad geográfica. Ni la patronal proporciona medios de transporte seguros ni el Ayuntamiento de Vic ha puesto en marcha una línea de bus urbano específico de servicio a los polígonos industriales", tal como se acordó en otro pleno municipal el 13 de septiembre de 2017.

“Desde Capgirem Vic venimos advirtiendo de la situación desde hace tiempo, como así lo hicimos el pleno de febrero de 2020 en el apartado de ruegos y preguntas donde expusimos la peligrosidad que suponía para las personas trabajadoras desplazarse en bicicleta en la fábrica con las condiciones actuales y cuando se da la acumulación de agua en el camino antiguo de Vic en Santa Eugènia. Acabamos la intervención exigiendo tomar medidas urgentes para garantizar la movilidad segura de los trabajadores y trabajadoras de las cárnicas todo el año con el cumplimiento de la moción aprobada en 2017, pero especialmente en días de temporal y de lluvias, habilitar de forma extraordinaria servicios de autobús expreso para estos desplazamientos”, explicaba la iniciativa.

Una cinta de plástico como señalización

La concejal de Urbanismo, Fabiana Palmero, consideró inviable la construcción de un puente --aunque nada de eso se decía en la moción-- y aseguró que se está negociando un transporte alternativo. Por su parte, la alcaldesa alegó que se trata de un camino difícil que estaba vallado. “Una cinta de plástico que no se ve por la noche,”, preció la concejal de Capgirem, Carla Dinarès.

El sindicato CCOO también ha instado en varias ocasiones a las administraciones “a realizar las obras públicas necesarias para dotar a los trabajadores y trabajadoras de estas empresas de un acceso seguro y digno en el polígono el Bulló que no esté supeditado a la climatología. Y volvió a hacerlo tras la desaparición de estos dos trabajadores del matadero perteneciente al Grupo Jorge SA, que hace dos años fue objeto de una inspección de trabajo después de que un reportaje sobre la industria cárnica del programa Salvados de La Sexta, dirigido por Jordi Évole, denunciara irregularidades laborales y de producción. 

Más recientemente, en julio de 2019 y tal como informó este medio, Grupo Jorge regularizó a 1.600 trabajadores que estaban contratados hasta la fecha a través de falsas cooperativas y empresas pantalla, como había denunciado UGT de Cataluña.

El sindicato Cárnies en Lluita asegura que lo ocurrido a Knadno y Singh fue un accidente laboral "provocado por la presión que tienen los trabajadores para desplazarse al lugar de trabajo en la madrugada y sin alternativas seguras de transporte". Si no se encuentra el cuerpo de Singh, su familia no podrá cobrar la indemnización correspondiente.

En el Ayuntamiento de Santa Eugènia tampoco se ha avanzado en la búsqueda de medidas para garantizar la seguridad de los trabajadores. A principios de abril, la concejal de Som Santa Eugènia (SOM SEB) Daad Jarrous, instó formalmente al alcalde Xavier Hernández (PDeCAT) a pedir a la Consejería de Trabajo de la Generalitat una inspección urgente e inmediata de las empresas relacionadas con el Grupo Jorge de Santa Eugènia, tras las denuncias de varios empleados sobre la falta de protección ante el coronavirus.

El primer edil aseguró por escrito a la concejal que se había puesto “en contacto con la Delegada del Govern en la Catalunya Central, la Sra. Alba Camps, para transmitirle la situación que usted menciona. Decirle, además, que hemos transmitido la misma información al Departamento de Interior y el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia para que tomen las medidas que consideren oportunas”. Nunca más se supo, más allá de la donación de 200.000 euros que el Grupo Jorge había hecho al Hospital Universitario de Vic.

Sistema de autobuses bajo en emisiones

“Una de nuestras propuestas fue obligar a la empresa a tener un sistema de recogida y devolución de los empleados vía autobuses bajos en emisiones. Tanto para reducir la peligrosidad que implican esos caminos rurales que utilizan a pie o en bici, como para reducir la contaminación de los coches utilizados, que son muchos y están en malas condiciones”, explica Jarrous. Considera que la desaparición de los dos trabajadores "se pudo evitar". Su grupo elaboró un proyecto para acondicionar esa camino antiguo que une Vic y Taradell, cuantificado en 1,8 millones de euros. “Es un poco caro, pero confiamos en el apoyo del Consejo Comarcal y en el plan zonal de la Diputación de Barcelona para 2021”, explica

Plataforma per la Defensa de la Veu i drets de Santa Eugènia de Berga, por su parte, “ha presentado diferentes solicitudes, quejas, propuestas, ideas con respecto a la situación vial del municipio a diferentes órganos de gobierno con competencias al respecto”.