Menú Buscar
El holograma de Oriol Junqueras durante su conferencia política en Barcelona

Junqueras lo volvería a hacer y apela a la desobediencia civil

El líder de ERC 'reaparece' en Barcelona en forma de holograma en una conferencia en la que se muestra orgulloso del 'procés'

6 min

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha protagonizado hoy en Barcelona una conferencia en uno de los formatos más sui géneris que se recuerdan en los últimos tiempos, y es que el ex vicepresidente autonómico --que se encuentra en prisión preventiva en la cárcel de Lledoners-- ha aparecido en el escenario del Sant Jordi Club en forma de de holograma. Simultáneamente, familiares --su hermano, Roger--, simpatizantes --como la periodista Empar Moliner y la pareja de Raül Romeva-- y dirigentes políticos --como Joan Ignasi Elena y Ernest Maragall-- se han turnado para leer su discurso al público asistente, unas 2.500 personas.

"No me arrepiento de nada de lo que he hecho, sino que me siento legítimamente orgulloso", ha indicado Junqueras, en relación al liderazgo del proceso independentista que le ha llevado a la cárcel acusado de rebelión, cuando faltan pocos días de que comience el juicio por esos hechos. Además, ha advertido de que no se puede descartar "ninguna vía democrática" y pacífica para alcanzar la secesión, lo que incluye la movilización masiva y la desobediencia civil.

"Liderar y ganar la lucha"

Junqueras ha reivindicado la independencia para "crear una sociedad más justa" y "al servicio de sus ciudadanos", y ha insistido en que le mueve "el afán de justicia y libertad".

"Nos toca liderar esta lucha y ganarla", ha insistido, y ha asegurado que el procés "no ha perjudicado a la economía catalana sino todo lo contrario". "El problema no es el procés sino la falta de inversión y el déficit fiscal", ha añadido, antes de concluir que "Cataluña no tiene ningún futuro dentro de España" porque el Estado español actúa "contra Cataluña".

Ampliar la mayoría secesionista

Junqueras ha propugnado trazar un "camino factible" hacia la independencia que incluya varios aspectos, como ampliar la mayoría secesionista y un referéndum verificable a nivel internacional, siempre abiertos al diálogo con el Estado.

"Para construir la República catalana que queremos y consolidarla, necesitamos a mucha gente que ahora mismo aún no comparte la propuesta electoral de la cual formamos parte", ha admitido.

No se rendirán

El líder de ERC también ha vaticinado este martes que la sentencia del juicio del procés será "dura", pero ha advertido de que los independentistas no se rendirán hasta conseguir la independencia y ha asegurado que "asume" la prisión como "un paso más hacia la libertad".

Además, ha acusado al Estado de ser "no democrático", de actuar con espíritu de venganza y de "ser perfectamente consciente de que las acusaciones, la instrucción y toda la causa es una farsa, un montaje".

Rovira: "Lo volvería a hacer"

Por su parte, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha reivindicado la figura de Junqueras y del 1-O con un mensaje: "Lo volvería a hacer". Lo ha hecho a través de un vídeo desde Suiza --a donde huyó de la justicia española-- poco antes de la conferencia del líder de ERC.

Rovira ha asegurado que su compromiso con el proyecto independentista es "más fuerte que nunca". Y ha relatado la historia compartida con Junqueras, desde que se conocieron hasta que compartieron lista electoral europea, cuando le pidió que liderara ERC con él y durante el 1-O: "¡Quién nos iba a decir que estarías haciendo una conferencia desde la prisión y yo asomándome desde el exilio!".

Torrent y Aragonès

En el acto también han intervenido el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, que han calificado la prisión preventiva de Junqueras como una "venganza" del Estado y han tildado de "vergüenza" el juicio del procés.

Entre los asistentes a la conferencia se encontraban la mayoría de los consejeros del Gobierno autonómico además de políticos como Eduard Pujol (JxCat), Meritxell Budó (PDeCAT), Joan Josep Nuet (EUiA), Elisenda Alemany (CeC) y Antoni Castellà (Demòcrates) y Carles Riera (CUP); activistas como Marcel Mauri (Òmnium Cultural), Josep Maria Mainat, Antonio Baños, Carles Sastre, Jordi Ollé y David Minoves; y periodistas como Francesc Marc Álvaro y Justo Molinero.