Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El exsecretario general de Vicepresidencia y Economía de la Generalitat, Josep Maria Jové, y el exsecretario de Hacienda, Lluís Salvadó / EP

El independentismo vuelve a pedir dinero para Jové y Salvadó

El 25 de junio finaliza el plazo para entregar la fianza de 4,5 millones de euros que el TSJC les impuso por la organización del 1-O

5 min

El independentismo vuelve a iniciar una campaña para recaudar los 1,6 millones de euros que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) impuso al diputado de ERC en el Parlament y exsecretario general de Vicepresidencia y Economía de la Generalitat, Josep Maria Jové, y al también diputado y exsecretario de Hacienda, Lluís Salvadó, por la organización del 1-O.

Es la segunda vez que la Caixa de Solidaritat ha promocionado la misma recaudación durante el estado de alarma, ya que aprovecharon el inicio del encierro obligatorio para reanudar las donaciones a los líderes políticos hasta alcanzar los 4,5 millones de euros que se les ha impuesto y aprovechar el cierre de los juzgados por el coronavirus.

Dos campañas en plena pandemia

A finales de marzo, cuando los ciudadanos se vieron obligados a encerrarse en sus casas, la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, salió para pedir "ayuda" para Jové y Salvadó, "que ayudaron, que contribuyeron a organizar el referéndum de autodeterminación". Aprovechó el parón judicial porque "algún día, pronto, se levantará" y será entonces cuando la justicia española, "que es vengativa y no espera, solo quiere venganza" actuará para embargar sus cuentas.

También salió en ese momento la diputada de ERC en el Congreso, Marta Rosique, en otro vídeo en el que afirmó que "el coronavirus no detiene la represión" y reclamó la ayuda para quienes han "defendido el derecho a la autodeterminación" y "la independencia de los Països Catalans".

El coronavirus amplió el plazo

El TSJC confirmó el 24 de abril el procesamiento de Jové y Salvadó por los delitos de desobediencia, prevaricación, malversación y revelación de secretos. El juzgado impuso una fianza conjunta de 4,5 millones de euros --2,8 para Jové y 1,6 para Salvadó-- a depositar en 15 días desde el 5 de marzo. No los tenían, pero el coronavirus les dio más margen.

Los procesados presentaron un recurso alegando que parte de la fianza ya fue depositada en la causa que dirige el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona contra una treintena de ex altos cargos de la Generalitat implicados también en la organización del 1-O y en el procedimiento del Tribunal de Cuentas, que fue aprobado.

20 días para entregar la fianza

Con la decisión de aceptar el recurso, ambos políticos ya tenían depositados 2,8 millones de euros y ahora les falta aportar algo más de millón y medio de euros. Esta cantidad de la fianza corresponde a la gestión informática impulsada por la Hacienda catalana para eventualmente recaudar los impuestos de los catalanes, partida que no está asignada ni en el juzgado de instrucción ni en el Tribunal de Cuentas.

Para alcanzar la cantidad necesaria, el independentismo se ha volcado a pedir dinero a lo largo de este periodo de crisis económica y sanitaria​, aprovechando que la justicia se vio obligada a parar. El plazo finaliza el 25 de junio y, si no entregan la fianza, el juzgado procederá al embargo de todos sus bienes.