Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un momento durante las detenciones de los CDR acusados de terrorismo / EFE

La Guardia Civil concluye que CDR detenidos tenían "finalidad terrorista"

Destaca que tenían muestras de termita hechas en laboratorios caseros y precursores y manuales sobre cómo utilizarla

11 min

La Guardia Civil concluye que los CDR detenidos en 2019 constituían una "organización criminal con finalidad terrorista", por lo que tenían preparadas muestras de termita, elaboradas en dos laboratorios caseros, así como precursores y manuales sobre cómo utilizarla.

Así lo sostiene la Benemérita en un informe, al que ha tenido acceso Efe, remitido ante el juez de la Audiencia Nacional que investiga a 13 miembros de los CDR detenidos en septiembre de 2019 --agrupados bajo el autodenominado Equipo Táctico de Resistencia (ERT)-- que presuntamente preparaban sabotajes o acciones violentas en empresas y sedes oficiales.

Ninguno en prisión

La Guardia Civil ha aportado ahora al juez un nuevo informe de conclusiones, tras analizar el material y la documentación incautada a los investigados, ninguno de los cuales permanece actualmente en prisión preventiva.

Según el instituto armado, los investigados conformaban el autodenominado Equipo Táctico de Resistencia (ERT), una célula que "cumplía una labor fundamental en la planificación del asalto, ocupación y defensa del Parlament Cataluña", donde pretendían encerrarse con el expresidente de la Generalitat Quim Torra como respuesta a una condena por el caso del procés.

"Organización criminal"

En opinión de la Guardia Civil, en la investigación se ha puesto de manifiesto su "naturaleza como organización criminal con finalidad terrorista", con el fin de "coadyuvar a la independencia del territorio de Cataluña por medio de la realización de acciones de diferente naturaleza".

Según el informe, los investigados contaban con dos "laboratorios caseros y clandestinos" en los domicilios familiares de Sant Fost de Campsentelles y Sabadell (Barcelona) y "habían conseguido un elevado grado de eficiencia en la obtención del agente termita, del que se hallaron varias muestras preparadas para su empleo".

"Explosivos"

Las muestras, añade la Guardia Civil, se conservaban en "contenedores estancos en los que los distintos componentes, repartidos conforme a una determinada proporción, mantendrían sus propiedades en condiciones idóneas hasta su empleo".

Además, de acuerdo con el análisis de los especialistas en explosivos de la unidad GEDEX de la Guardia Civil, el grupo contaba con los "agentes precursores necesarios, los manuales detallados, los datos y formulaciones manuscritas correctas y el material del laboratorio necesario para la síntesis de los compuestos explosivos señalados".

Según consta en el sumario, dos de los investigados --Alexis C. y Jordi R.-- vieron en septiembre de 2019 un vídeo sobre las posibles teorías alternativas en los ataques terroristas a las Torres Gemelas de Nueva York en septiembre de 2001, algunas de las cuales apuntan al uso de termita como deflagrante.

Los investigadores apuntan que ambos CDR --que fueron objeto de seguimientos-- "muestran especial interés en lo relativo a la posibilidad de que dicha sustancia pudiera haber sido empleada en la demolición de las torres gemelas y de la aplicación que esta tendría para su empleo contra infraestructuras".

"Laboratorio"

Al terminar el visionado del vídeo, "se escucha a ambos investigados realizando exclamaciones de júbilo, probablemente al vislumbrar los catastróficos efectos que la 'termita' puede llegar a tener", añaden los investigadores.

Los atestados apuntan a que el domicilio de Alexis C. era empleado como "depósito", "almacén" y "laboratorio" para la "elaboración y fabricación" de sustancias explosivas, incendiarias y deflagrantes y que los investigados conocían su "peligrosidad".

Conversación telefónica

Así se desprendería de una conversación telefónica de agosto de 2019 en la que Alexis C. alerta: "Es mejor quedar después de cenar, que no haya niños a la vista, que hace escándalo".

Para la Guardia Civil, el grupo reúne los rasgos de una organización terrorista: un objetivo común --la independencia de Cataluña--, un reparto de funciones con "sistema de coordinación" entre sus miembros mediante grupos de mensajería instantánea y un "sistema de toma de decisiones mixto".

Además, añade el informe, la organización "gozaba de una elevada cohesión favorecida por la común pertenencia previa a los CDR, que permitía que todos sus integrantes persiguieran una misma finalidad en sus acciones, así como compartieran un sustrato ideológico relativamente homogéneo y favorable a la obtención de la independencia catalana a través de un activismo radical".

Asalto del Parlament

Los ERT, según el instituto armado, mantenían "estrechas vinculaciones con su CDR de origen" y recibieron el "encargo" del asalto del Parlament "a través de una entidad exterior a su organización, como sería el CNI catalán".

Otro de los elementos que según la Guardia Civil los definen como organización terrorista es que el grupo "tenía vocación de permanencia en el tiempo, siendo prueba de ello la constitución del mismo a finales del año 2018 y las intensas relaciones existentes entre sus integrantes hasta el mismo momento de las detenciones".

Consejerías y Amazon, otros supuestos objetivos

La Guardia Civil cree que los CDR investigados por terrorismo planearon varias "acciones violentas" contra instituciones e instalaciones, entre ellas, además del Parlament, las Consejerías de Interior y Justicia de la Generalitat, la Fiscalía de Cataluña, la Delegación del Gobierno en Barcelona, cuarteles del cuerpo e incluso un centro logístico de Amazon en Martorelles (Barcelona).

Así consta en el informe de la Benemérita, que forma parte del sumario de la investigación de la Audiencia Nacional contra 13 miembros de los CDR.

En dicho documento, la Guardia Civil asegura que los imputados Alexis C., Germinal T., Esther G., Rafael Joaquín D. y Sonia P. "planificaron" a través de la aplicación de mensajería Signal "la realización de diversas acciones violentas". El cuerpo lo deduce del "análisis de las evidencias intervenidas" durante el registro del domicilio de Alexis C., en el que obtuvieron "informaciones concluyentes sobre sus actividades encaminadas al reconocimiento previo y la vigilancia de posibles objetivos sobre los que llevar a cabo acciones o atentado".

Fotografías

De hecho, tres de los investigados se habrían desplazado hasta la ubicación de algunos de los objetivos seleccionados para perpetrar "atentados" con el objetivo de "llevar a cabo un reconocimiento y tomar fotografías de esos puntos".

En las imágenes intervenidas por la Guardia Civil, se recogen determinados aspectos de las instalaciones, como accesos, cámaras de vigilancia o la localización de torres eléctricas.

Figuran fotografías de la multinacional ferroviaria ALSTOM en Santa Perpetua de la Mogoda (Barcelona), la planta fotovoltaica situada en el Polígono industrial Can Baliarda de Sant Fost de Campsentelles (Barcelona), la empresa de maquinaria industrial ATFE, en el mismo municipio, y varias torres de alta tensión.

Sospechas

La Guardia Civil encontró también mapas de vías de comunicación y estaciones de ferrocarril en las que habían marcados como puntos de interés gasolineras de Repsol y un centro de transformación de Endesa.

Paralelamente, durante el registro al domicilio del investigado Jordi Ros, el instituto armado intervino información sobre otros "objetivos concretos" que los CDR "habrían seleccionado para llevar a cabo sus atentados", como la Delegación de Gobierno en Barcelona o la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Entre estas localizaciones se encontraron también "evidencias" de que habrían planeado atentar contra la sede de la Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil de Barcelona en Sant Andreu de la Barca, la Comandancia Naval de Barcelona y el Gobierno Militar de Barcelona, además de contra miembros, vehículos e instalaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

"La información obtenida permite corroborar que Jordi Ros y otros miembros de la organización habrían desarrollado actos preparatorios, consistentes en una labor de reconocimiento de objetivos, vigilancia y control de instalaciones policiales, toma de fotografías y vídeos de los objetivos predeterminados", concluye el informe.

La Guardia Civil destaca además que Jordi Ros habría realizado diferentes búsquedas en internet sobre personas vinculadas a partidos políticos no secesionistas para presuntamente cometer una "acción" en su contra.