Menú Buscar

El Govern niega ahora la existencia de observadores internacionales del 1-O

Maragall se desentiende de un documento del International Limited Observation Mission que cuestiona la fuerza policial, pero también la aprobación sin consenso de la ley del referéndum

Ernest Maragall ante los agentes de la Guardia Civil en Sant Julià de Ramis (Girona) durante el referéndum del 1-O / CG
05.07.2018 00:00 h.
3 min

La presencia de observadores internacionales en el referéndum del 1-O fue uno de los grandes “logros” de la diplomacia catalana, en el marco de la internacionalización del procés. Así lo publicitó en su día el exconsejero de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raül Romeva --que acaba de ser trasladado a una cárcel catalana-- tanto en sus ruedas de prensa como en los comunicados emitidos por su departamento para dar cuenta del informe de International Limited Observation Mission (ILOM). Nueve meses después, el consejero Ernest Maragall, niega la existencia de ese informe.

El exembajador holandés Daan Everts, al frente del International Limited Observation Mission

El exembajador holandés Daan Everts, al frente del International Limited Observation Mission

“No consta ningún informe final del International Limited Observation Mission (ILOM)”, asegura Maragall en respuesta a una pregunta parlamentaria presentada por la diputada de Ciudadanos, Susana Beltrán.

La reacción del dirigente republicano ha causado perplejidad en las filas de la formación naranja pues se da la circunstancia de que el informe existe y se puede consultar en internet. Liderado por el exembajador holandés Daan Everts, el equipo de observadores de ILOM aseguraron en su documento que “el uso de la fuerza mostrada por la policía española no tiene lugar en democracias consolidadas” y denunciaron que la respuesta del Gobierno para intentar evitar el referéndum se basó en la fuerza.

Informe de los observadores internacionales que niega el consejero Maragall

Informe de los observadores internacionales que niega el consejero Maragall

No obstante, los observadores también cuestionan el procedimiento parlamentario seguido para aprobar la ley del referéndum --los traumáticos días 6 y 7 de septiembre--, pues a su juicio, se incumplieron “una serie de buenas prácticas, como la lectura única, el debate limitado, sin consultar el consejo de garantías y sin una mayoría simple cualificada”.

Cs sospecha que, de nuevo, el Govern entorpece la labor de control que ejerce la oposición.

Los observadores internacionales se dividieron diez equipos y visitaron 106 centros de votación el 1-O. Previamente, el exconsejero Romeva informó de las reuniones mantenidas con las misiones internacionales de observación electoral del referéndum, equipos que contemplaba la ley del referéndum --suspendida por el Tribunal Constitucional-- y que tenían encomendada la elaboración de informes sobre el proceso.

¿Quiere hacer un comentario?