Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La expresidenta del Parlament Carme Forcadell / EUROPA PRESS

Forcadell critica los abucheos a Junqueras y defiende la mesa de diálogo

La expresidenta del Parlament reprocha la falta de "autoridad moral" de los que tildaron al líder de ERC de "botifler" y les acusa de actuar desde una posición "muy cómoda"

4 min

La expresidenta del Parlament Carme Forcadell ha admitido que le "entristecieron muchísimo" los abucheos y gritos de "botifler" (traidor) de manifestantes independentistas al presidente de ERC, Oriol Junqueras, y ha salido en defensa de la mesa de diálogo frente a las críticas de la ANC.

Forcadell ha explicado que para ella, que salió de la cárcel en junio con el indulto concedido por el Gobierno, "fue muy emotivo" participar en la "exitosa" manifestación de la Diada de ayer sábado, que demostró a su juicio que el independentismo "no está desmovilizado, está en stand by".

"Autoridad moral"

Lo que no le gustó en absoluto fueron los abucheos que recibió Junqueras la madrugada del viernes al sábado en una ofrenda floral en el Fossar de les Moreres de Barcelona: "A mí me dolió, me hizo daño, me entristeció muchísimo". "¿Con qué autoridad moral estas personas dicen esto a una persona que ha estado en prisión, simplemente porque ve la estrategia diferente?", se ha preguntado en una entrevista en Rac1.

Según la que era presidenta del Parlament durante el agitado otoño de 2017, los independentistas que abuchearon a Junqueras "tienen derecho a expresarse", pero lo hicieron desde una posición "muy cómoda", sin tener en cuenta que el líder de ERC "se lo ha jugado todo por el país".

Discurso de Paluzie

Por otra parte, Forcadell se ha referido al discurso pronunciado por la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, al término de la manifestación de la Diada en Barcelona, cuando arremetió contra la vía del diálogo con el Estado y exhortó al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, a culminar el proceso independentista.

"President, haga la independencia", exclamó Paluzie, parafraseando a Forcadell cuando, en vísperas de la consulta soberanista del 9N de 2014, conminó al entonces president Artur Mas a "poner las urnas". Forcadell ha asegurado que no le "incomodó" la intervención de Paluzie, aunque ha hecho notar que en 2014 el Govern que presidía Mas "no era independentista", mientras que "ahora" sí lo es.

Diálogo

Forcadell ha dicho que "en parte" no comparte el planteamiento actual de la ANC, que "está en contra de la mesa de diálogo". "Yo, en cambio, aunque soy muy escéptica con la mesa de diálogo, creo que el independentismo no debe abandonar nunca la bandera del diálogo, tiene que ser nuestra. Sin negociación no hay resolución de conflictos", ha recalcado.

"La bandera del diálogo nos da fuerza a nivel internacional y a nivel interno", ha insistido Forcadell, que siente "curiosidad" por saber qué propuesta pondrá sobre la mesa del Gobierno de Pedro Sánchez.