Menú Buscar
Miembros de La Crida Nacional per la República, el partido de Jordi Sànchez impulsado por Puigdemont / EUROPA PRESS

La estrafalaria “tercera vía” independentista que apoyaría a Puigdemont

Los asesores de Puigdemont lanzan propuestas para que se decante por un “frente común” que se aleje de los dirigentes independentistas 'profesionales'

20.07.2019 18:42 h.
4 min

La innovación llegó hace un tiempo a la política catalana. Ante la batalla por el poder que se ha establecido entre Junts per Catalunya, con una base todavía importante de convergentes, y Esquerra Republicana, algunos asesores de Carles Puigdemont sugieren que ha llegado el momento de hacer una especie de revolución. Puigdemont mantiene dos escenarios: o consigue adaptar por completo Junts per Catalunya a sus intereses, o agitará la Crida per la República, un nombre que está registrado como partido político. Pero podría contrar con otros muchos dirigentes y movimientos.

Lo señala el historiador Agustí Colomines, que mantiene una relación especial con Puigdemont y mantiene un gran ascendente sobre el mundo independentista más “consecuente”. Expresidente de la Fundación Trias Fargas, la que fue fundación de Convergència Democràtica, Colomines considera que Artur Mas se equivoca al pedir la abstención en la investidura de Pedro Sánchez. No tiene sentido, a su juicio, que las direcciones de Junts per Catalunya y ERC quieran mantener el poder de sus partidos, sacrificando una posible oportunidad para constituir la República.

Círculo de confianza

Por ello, lo que propone es un “frente común” amplio, formado por muchos movimientos y dirigentes o activistas, nada ortodoxos. Lo señala en un artículo en El Nacional, con la idea de que el único que puede reunir a todos esos sectores, y que puede ser creíble es Puigdemont, a pesar de que se encuentra en Bruselas, y podría recibir, tras la sentencia del Tribunal Supremo, una nueva euroorden para ser juzgado en España.

El historiador Agustí Colomines
El historiador Agustí Colomines

La coalición resulta heterodoxa, y demuestra qué ideas circulan en el entorno de Puigdemont. Se trataría de “tejer un círculo de confianza” entre distintos grupos como Poble Lliure –asociada a la CUP--; Som Alternativa (la formación de Albano Dante Fachín, que surge a partir de escisión de Podemos Catalunya); Junts per la República (asociación en la que forma parte Colomines, y que está asociada a la Crida Nacional); el sector de Joan Josep Nuet de EUiA –enrolado en ERC-- ; el “sector puigdemontista” de Junts per Catalunya –una buena parte, los más representativos son diputados en el Congreso, como Laura Borràs--; la Crida (el instrumento creado por Puigdemont, con Jordi Sànchez de presidente); el Colectivo Primer d’Octubre d’ERC –sector crítico con la dirección--; y Primàries Catalunya (el grupo de Jordi Graupera, que se quedó fuera del Ayuntamiento de Barcelona).

Personalidades 'indepes'

Junto a esos colectivos se añaden personas sin adscripción clara, pero independentisas como: Josep-Lluís Carod-Rovira, David Fernández, Antonio Baños, Germà Bel, Lluís Llach, Jordi Graupera, Tatxo Benet, Ramon Cotarelo, Bea Talegón, Toni Comín, o Clara Ponsatí.

Beatriz Talegón, tertuliana y periodista, en una imagen anterior / CG
Beatriz Talegón, tertuliana y periodista, en una imagen anterior / CG

Colomines, lejos de pensar que todo eso puede resultar insoluble, señala que está “convencido” de que “la única persona capaz de aglutinar esa ‘tercera vía’ independentista, “alejada de la lucha de siempre” es Puigdemont.

Y en eso, precisamente, está pensando el expresidente desde Waterloo, con la convicción de que, tal vez, no podrá contar con Junts per Catalunya, o que, en todo caso, no sería suficiente para ganar unas elecciones a Esquerra Republicana.