Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante su intervención en la presentación de los Presupuestos de la Generalitat de 2020 en la Comisión de Economía del Parlament / EUROPA PRESS

Entidades sociales exigen al Govern que retire sus "obsoletos" presupuestos

Instan a los comunes a no facilitar las aprobación este viernes y consideran que la decisión del Gobierno de aplazar sus cuentas hasta después de la pandemia "es un ejemplo a tener en cuenta"

4 min

La Alianza de Mareas y Movimientos Sociales exigen al Govern la retirada de los presupuestos de 2020 que este viernes se debaten en el Parlament. Consideran que antes de la crisis del coronavirus ya eran insuficientes y no revertían los recortes, por lo que ahora han quedado "obsoletos". Por ello, instan a Catalunya en Comú-Podem a no facilitar la aprobación de las cuentas con su abstención. En este sentido, afirman que "la decisión del Gobierno de España de aplazar el nuevo presupuesto hasta después de la pandemia, y elaborar un presupuesto a la altura de la situación excepcional y con el mayor consenso posible, es un ejemplo a tener en cuenta".

Alianza de Mareas y Movimientos Sociales, que se constituyó en diciembre de 2019, agrupa a diversos colectivos como Alianza contra la Pobreza Energética, Marea Pensionista, Marea Blanca, Comisión Promotora RGC, Residencias 5+1, ATTAC Acordem, Plataforma SAD, Coordinadora de Asambleas de Trabajadores/as en Paro, No+Precariedad, Ascociación Hondureña de Barcelona, PAH, las Kelly's y OEPB.

Proyecto claramente insuficiente

Estas entidades recuerdan que "importantes movimientos sociales, particularmente en el ámbito de sanidad, residencias, atención domiciliaria, educación, prestaciones sociales, etc., tras conocer, estudiar y contrastar con la realidad en sus respectivos ámbitos el contenido de dicho proyecto presupuestario, concluyeron que es claramente insuficiente para atender las necesidades sociales y garantizar los derechos de todas las personas".

Tampoco "revierte los recortes acumulados desde hace años, especialmente en sanidad, no ha atendido las diversas reivindicaciones que los propios movimientos sociales han presentado al Parlamento en los últimos meses, y tampoco ha recogido de manera satisfactoria las propuestas de otros grupos parlamentarios para dotar de más recursos económicos al presupuesto a través de políticas fiscales, o bien priorizando el gasto social, lo que no ha facilitado que dicho proyecto presupuestario obtenga el consenso deseable".

Deterioro del sistema público de salud y protección social

Denuncian el "grave deterioro del sistema público de salud y protección social en Cataluña como consecuencia de las medidas antisociales de los últimos gobiernos de la Generalitat", lo cual "ha quedado en evidencia ante la ciudadanía con la pandemia del Covid-19. Muchos fallecimientos y dolor social se hubieran evitado con un sistema público de salud dotado de los suficientes recursos en personal sanitario, medios, instrumental, investigación, medicamentos, etc".

Entienden estas asociaciones que "los presupuestos eran claramente insuficientes y antisociales antes de la pandemia", pero "en la actualidad han quedado obsoletos al no responder a las nuevas necesidades derivadas de las dimensiones de la crisis sanitaria, social y económica de la pandemia".

Elaborar nuevos presupuestos

En consecuencia, solicitan a la Generalitat "la retirada del proyecto presupuestario, y en caso de mantenerse, solicitamos a los diputados y diputadas que actúen de manera responsable, rechacen el proyecto presupuestario, y preparen las condiciones de participación de la ciudadanía a través del diálogo con los movimientos sociales para elaborar unos nuevos presupuestos, con el mayor consenso posible, que respondan a las necesidades, prioridades y urgencias de carácter social ante el reto extraordinario de los próximos tiempos".

La suspensión por las instituciones europeas de los objetivos del pacto fiscal de estabilidad en materia de techo de gasto, déficit público y deuda ante la situación extraordinaria de la pandemia "deben facilitar al conjunto de administraciones públicas concentrar su gestión de gobierno en la puesta en marcha de las medidas sociales y económicas urgentes".