Menú Buscar
Carles Puigdemont, en Copenhague junto a Josep Lluís Alay, Comisionado de Relaciones Internacionales de la Diputación de Barcelona / CG

La Diputación vende como “cultura” sus contactos independentistas en Copenhague

El Comisionado de Relaciones Internacionales Josep Lluís Alay se reunió con Puigdemont y dos políticos afines al separatismo en un viaje sobre “museos y bibliotecas”

26.02.2018 19:50 h.
4 min

El viaje patriótico del Comisionado de Relaciones Internacionales de la Diputación de Barcelona, Josep Lluís Alay, a Dinamarca tenía una “finalidad cultural”.

Así se asegura en un informe “apócrifo” –no está firmado, como es habitual-- encargado por la presidenta de este ente supramunicipal, Mercè Conesa, aunque Alay se reunió con el expresidente Carles Puigdemont, que se encontraba en Copenhague para pronunciar una conferencia. También tuvo un encuentro con un concejal del Ayuntamiento de la capital danesa afín a la causa separatista y con uno de los observadores internacionales del referéndum del 1-O.

El viaje relámpago de Alay fue objeto de debate en el pleno de la Diputación celebrado a finales de enero a instancias del PP. La presidenta de la Diputación no aclaró las circunstancias de esa visita, mientras que ERC, que gestiona los asuntos culturales del ente supramunicipal a través de Joan Josep Puigcorbé, dio la callada por respuesta.

Ningún miembro del área de cultura

Por todo ello, Conesa encargó un informe sobre la visita del Comisionado a Copenhague, en el que se concluye que el objetivo del viaje era eminentemente cultural.

Este informe, al que ha tenido acceso Crónica Global, no tiene firma y desarrolla la cronología de la estancia de Alay en la capital danesa, que se produjo entre los días 20 y 23 de febrero sin que conste la presencia de ningún miembro del área de cultura de la Diputación.

Alay llegó a Copenhague la tarde del sábado 20 de enero y se registró en el hotel Island, de cuatro estrellas. No consta ninguna actividad ese día. El domingo, su única visita oficial fue al Museo Nacional de Dinamarca. El lunes 22, se reunió con el concejal de Cultura de Copenhaghe, Niko Grünefeld durante una hora. Se da la circunstancia de que Grünefield es miembro del Partido Verde en el Parlamento danés, donde ha planteado varias mociones de apoyo a los separatistas. Por la tarde, Alay tuvo un encuentro con la dirección del think thank CEPOS (Center For Political Studies).

El observador del 1-O

El martes 23, el Comisionado de Relaciones Internacionales de la Diputación se reunió con el diputado Alex Ahrendtsen para hablar de “políticas culturales”. El informe omite que Ahrendtsen es uno de los 33 observadores internacionales invitados por Diplocat (Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña que el Gobierno español disolvió en el marco de la aplicación del artículo 155 de la Constitución española) para vigilar el referéndum del 1 de octubre. Alay regresó el 24 de enero a Barcelona, no sin antes ser cazado en un centro comercial de la capital danesa junto a Puigdemont, quien a instancias del espontáneo, besó la bandera española.

Precisa el informe que no se solicitaron dietas para los días 20 y 21 porque era fin de semana y Alay no tuvo ninguna reunión institucional.

El portavoz del PP en la Diputación, Ramon Riera, califica de “desfachatez” los argumentos esgrimidos en un informe “apócrifo” sobre un supuesto viaje cultural que ha servido a Josep Lluís Alay “para hacer méritos”. El popular asegura que seguirá indagando en el coste y circunstancias del viaje.