Menú Buscar
Carles Riera (2d), diputado y portavoz de la CUP en la nueva legislatura, junto a Vidal Aragonés (2i), este sábado en la sede de su partido / EFE

La CUP avanza un pacto para crear la asamblea constituyente de la república

Los independentistas se acercarán a Catalunya en Comú para que se sume al debate

3 min

El diputado y portavoz de la CUP en la nueva legislatura, Carles Riera, ha declarado este domingo que los antisistema han llegado a un acuerdo con JxCat y ERC para que el próximo Gobierno de la Generalitat impulse la llamada asamblea constituyente de la república catalana. Un “espacio amplio de debate formado por cargos electos del país”.

Las fuerzas independentistas recuperarían de este modo la principal infraestructura para llegar al nuevo estado, hecho prioritario para la CUP tal y como ha recordado Riera en una entrevista en Catalunya Ràdio. El cometido de la misma, según su punto de vista, será “impulsar las iniciativas legislativas” necesarias para la secesión.

Diputados y cargos municipales

Una “asamblea republicana fundada por todos los diputados que quieran formar parte de ella y cargos electos municipales y supramunicipales”, ha detallado. Cabe tener en cuenta es precisamente en el mundo local donde los antisistema han conseguido mayores cuotas de representatividad en Cataluña.

El pacto para impulsar esta asamblea constituyente se enmarcaría en la negociación sobre el programa de gobierno que mantienen los partidos partidarios de la secesión. Un voto favorable a la investidura que aún no está asegurado, ya que el debate aún no ha concluido. Así lo declararon los antisistema tras la reunión de su consejo político de este sábado.

Reunión con Catalunya en Comú

Riera también ha avanzado que el lunes se sentarán con los representantes de Catalunya en Comú, la formación de Xavier Domènech y Ada Colau, para intentar “ponernos de acuerdo sobre esta cuestión”. Ha recordado que los comunes “están en contra del artículo 155 y en la legislatura pasada estaban de acuerdo en impulsarlo”.

Por ello, se muestra optimista en llegar a un pacto que no limite que el impulso de esta asamblea constituyente se haga con una mayoría de representantes en el Parlament pero sin este apoyo en votos.

“Vuelve el mambo”, ha sentenciado. “El proceso de lucha institucional firme y contundente” en el que se “debe volver a la movilización social y a la desobediencia civil”.