Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, quien tira la toalla y abandona la entidad / EFE

Cuixart tira la toalla: baño de realidad para los líderes independentistas

Tras seis años presidiendo la entidad, se marcha cargando contra quienes considera que han perdido la capacidad de trazar "una estrategia conjunta"

4 min

El hasta ahora presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha sorprendido con su renuncia a seguir en el cargo de la entidad tras seis años al servicio del independentismo. Sin embargo, se ha ido por la puerta grande, cargando contra los partidos separatistas, de quienes considera que han perdido la capacidad de trazar "una estrategia conjunta". 

Cree que la situación actual no es la misma que en el 2017, cuando en pleno auge del independentismo los partidos eran capaces de "generar consensos" alrededor de cuestiones como la escuela catalana, y de seguir luchando "para celebrar un referéndum de autodeterminación" donde no deberían existir "límites". "Hace años que decimos que hacen falta nuevos liderazgos, nadie es imprescindible y todo el mundo es importante", ha dicho en una entrevista en El Món de RAC1 para justificar su marcha.

Línea más dura del independentismo

Cuixart protagonizó la línea más dura del independentismo antes y después de entrar en la cárcel por un delito de rebelión y sedición. De hecho, popularizó el eslogan del 'Ho tornarem a fer' (lo volveremos a hacer) tras ser indultado junto al resto de presos por el Gobierno de España. 

El vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonès; el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart; la presidenta del Parlament, Laura Borràs y la consellera Ángels Ponsa / EP
El presidente del Govern, Pere Aragonès; el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y la presidenta del Parlament, Laura Borràs / EP

Tras tres años en prisión, planteó en su libro, Aprendizajes y una propuesta, una nueva estrategia de desobediencia civil y rechazaba la línea de Pere Aragonès (ERC) de pactar un referéndum con el Estado.

Criticado en la última etapa

Sin embargo, en la última etapa ha sido criticado por la parte más radical --y por los más cercanos a Carles Puigdemont-- por ver como un "éxito colectivo" la mesa de diálogo y por alinearse con el president Pere Aragonès, quien se ha sentado con el Gobierno. La división del independentismo por la estrategia a seguir hace que el hasta ahora presidente de Òmnium tire la toalla y abandone la entidad, dejándole el relevo a Xavier Antich, filósofo y hermano pequeño del editor del portal independentista El Nacional, el digital más próximo a las tesis de JxCat. 

El miembro de la junta de Òmnium Cultural Xavier Antich / EUROPA PRESS
El miembro de la junta de Òmnium Cultural Xavier Antich / EUROPA PRESS

Quien siempre se ha mostrado en la línea más extremista y dispuesto a confrontar, ha apostado por "un buen gobierno en Cataluña" capaz de "resolver el conflicto que no solo no está resuelto, sino que la represión está y va a más". Apela a la unidad independentista que había en 2017: "Que lo hagan como lo tengan que hacer, es cosa de los políticos". 

Seguirá como "activista"

Jordi Cuixart ha anunciado que seguirá como "activista", al igual que lo hará el hasta ahora vicepresidente Marcel Mauri, quien también deja su cargo. Ha descartado su intención de afiliarse a algún partido o de participar en la primera línea política.