Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en su visita a la planta de Nissan de Montcada i Reixac / CG

Colau ve ahora Nissan como una fábrica con "futuro"

El Ayuntamiento de Barcelona reclama "unidad" a los partidos políticos y a las administraciones para salvar las tres plantas de Barcelona y sus más de 3.000 empleos directos

4 min

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ve ahora Nissan una planta con futuro después del anuncio de la marca automotriz japonesa de que desmantelará su fábrica de la Zona Franca de la Ciudad Condal y otras dos situadas en la conurbación a partir de diciembre. La primera edil ha exigido "unidad" a las fuerzas políticas, también de la oposición, así como a todas las administraciones para salvar estos centros de trabajo y sus 2.800 puestos de trabajo directos y los 20.000 indirectos.

En una rueda de prensa de urgencia junto al primer teniente de alcalde del área económica, Jaume Collboni, Colau ha tildado de "error" la decisión de cerrar la planta en diciembre, como ha informado la marca de automoción, y ha anunciado una ofensiva para que ésta "sea una industria de futuro" en la capital catalana y su área metropolitana. "En la trayectoria hacia la movilidad sostenible, creemos en esta fábrica y este sector", ha dejado claro también la líder de Barcelona en Comú.

Reuniones con Nissan y Generalitat y Gobierno

En el campo de las medidas que tomará el gobierno municipal para tratar de que no se consume la clausura de Nissan Barcelona en diciembre de este año, el teniente de alcalde de economía, Jaume Collboni, ha revelado que miembros del Ejecutivo local mantendrán hoy mismo una reunión con representantes de la firma de automoción. Asimismo, el gobierno local de la segunda mayor ciudad española participará en un cónclave a tres con Generalitat de Cataluña y Gobierno que se celebrará la próxima semana para tratar de retener las tres instalaciones de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca.

"Queremos mostrar nuestro apoyo al automóvil, un sector que se encuentra en plena transición hacia el coche eléctrico. Reivindicamos la tradición industrial de Barcelona que también fue, en el plano político, importante en la lucha durante la Transición a la democracia en España", ha recordado Collboni. El líder del PSC en el Ayuntamiento ha pedido a Nissan que "reconsidere" su decisión y ha deslizado que "esta no es la primera crisis del sector del automóvil que sufre Barcelona". "En otras ocasiones salimos adelante, esta vez también lo haremos", ha avanzado.

"Apoyo del gobierno municipal"

Tanto Colau como Collboni se han desmarcado de las declaraciones de Janet Sanz, teniente de alcalde de Urbanismo, Ecología y Movilidad, que abogó en abril por "no reactivar" la industria del automóvil tras la crisis del coronavirus. "Nuestra posición como gobierno municipal ha quedado clara. Lo dijimos en el pleno municipal, lo hemos hecho hoy en el consejo metropolitano del Área Metropolitana y lo volveremos a manifestar en el plenario", ha valorado Colau. "Ruego a las fuerzas políticas tener responsabilidad y no convertir la anécdota en categoría", ha agregado la primera edil .

Ha contestado así la munícipe a la oposición municipal, que ha acusado al Ejecutivo local de generar inseguridad jurídica con las declaraciones de Sanz contra el sector del automóvil. Por su parte, el PP ha exigido "responsabilidades políticas" en el bipartito por esta causa.