Menú Buscar
Josep Borrell, durante la entrevista que mantuvo el martes en Estrasburgo con el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland / EFE

Borrell compara los plenos del 6 y 7 de septiembre con Hungría

El ministro de Exteriores cree que "si lo que pasó en Cataluña esos días" ocurriera con Orban, "toda Europa pondría el grito en el cielo"

12.09.2018 17:16 h.
5 min

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, considera que si lo que ocurrió en los plenos del Parlament de Cataluña el 6 y 7 de septiembre del año pasado hubiera sucedido en Hungría, "toda Europa pondría el grito en el cielo" y "sus gritos se oirían hasta en Sebastopol". Y constituiría incluso "un argumento más" para sancionar al país que preside el ultraderechista Viktor Orbán.

Borrell se ha expresado así en declaraciones a la Cadena SER desde Estrasburgo, poco antes de que la Eurocámara votara a favor de pedir que se aplique a Hungría el artículo 7 del Tratado de la UE por amenazar el Estado de Derecho. Si se desplegara este artículo, Hungría perdería su derecho a voto en la toma de decisiones del Consejo.

El ministro socialista ha comparado el autoritarismo de Orbán con el de los partidos nacionalistas catalanes que aprobaron las leyes de Referéndum y de Transitoriedad Jurídica el 6 y 7 de septiembre de 2017, con una reforma exprés del reglamento que contravenía la opinión de los letrados de la Cámara, y a pesar de las advertencias del Tribunal Constitucional.

"No se pueden saltar las normas"

Para Borrell, lo sucedido esos días "es el ejemplo paradigmático de cómo no se puede funcionar en el Parlamento, por mucha mayoría que se tenga".

"No pueden saltar las normas, o hacerlas a su medida, como ocurrió en esos días bochornosos. Por eso los independentistas no quieren hablar de eso, quieren olvidarlo", ha explicado.

"Se arrolló a las minorías"

Borrell recuerda que esos dos días la mayoría "arrolló" los derechos de la minoría y fue "algo parecido" a lo que está sucediendo ahora en Hungría con quienes "se creen que con las mayorías pueden hacer lo que les dé la gana". Para muchos, ha continuado, lo que sucede en Budapest es "un caso paradigmático" de un comportamiento que "se distancia de las reglas de funcionamiento de la democracia liberal".

"Por mucha mayoría que haya, hay cosas que no se pueden hacer, como actuar fuera de la Constitución", ha insistido. "No se puede actuar como si se hubiera reformado, o ignorarla". Según ha dicho, de esto habló el martes con el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, que "fue muy claro" al decir que España es un Estado de Derecho y que "fuera de la Constitución es el caos".

La petición del Parlamento Europeo sobre Hungría necesita ahora el acuerdo unánime de los Gobiernos europeos, así que el ministro ha reconocido que es difícil que finalmente se produzca. Eso sí, ha saludado que la UE disponga de estos mecanismos para "corregir las desviaciones en el uso del poder".

Acusa al independentismo de "utilizar la Diada"

En cuanto a la manifestación independentista con motivo de la Diada, Borrell ha señalado que el independentismo "utiliza el día que es la fiesta de todos para expresar su reivindicación", y ya se sabe que hay más de un millón de personas a favor de la independencia "por las distintas votaciones que se han producido".

En esta ocasión, cree que la existencia de "lo que ellos llaman presos políticos" -según ha puntualizado tras un lapsus con ambas palabras- ha generado "más reivindicación y movilización".

Así, está convencido de que "no hay nada nuevo", sino que lo que se vio este martes es lo mismo que el año pasado y volverá a verse el que viene, porque "no es un problema que se vaya a resolver en un año", sino que deberá solucionarse, como está intentando el Gobierno, "con voluntad política de diálogo y de negociación".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información