Menú Buscar
Rafael Ribó, Síndic de Greuges / EFE

Anticorrupción pide investigar al síndic Ribó por el 'caso 3%'

La fiscalía ve indicios de un delito de cohecho en relación a la invitación para la final de la Champions de 2015 a través de CDC

4 min

La Fiscalía Anticorrupción ha enviado a la Audiencia Nacional una petición para investigar al síndic de greuges, Rafael Ribó, en el marco del caso 3% sobre la corrupción en el entorno de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). El Ministerio público atisba un posible delito de cohecho en la actuación del defensor del pueblo catalán respecto a unas invitaciones a la final de la Liga de Campeones en Berlín en 2015

 Anticorrupción defiende en el documento enviado al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional que el empresario Jordi Soler, uno de los imputados en la causa, "decidió invitar a diversas personalidades" del ámbito de CDC y de instituciones públicas a este partido de fútbol. Entre ellas se encontraban Ribó y, además, su hija. 

Invitado por el convergente Ramon Camp

El síndic habría sido invitado por el exdiputado de Convergència, Ramón Camp y éste, a su vez, por Soler --a pesar de que Ribó negó este tipo de relaciones​--. Los dos se habrían intercambiado un correo electrónico en el que acordaban encontrarse en el Aeropuerto de Barcelona para ir al evento deportivo y en uno de ellos, Camp preguntó por la posibilidad de añadir al viaje a "Rafael" --Ribó-- y a su hija. 

"El Rafael (Ribó) tiene una entrada proveniente del Barcelo(na) y me pregunta si hay plaza para su hija", decía el mensaje de Camp. El empresario acusado de recibir favores a cambio de supuestas donaciones a CDC y fundaciones de su entorno contestó afirmativamente: "Oki. Ahora ya somos 14 y 14", comunicó antes de pedirle los datos para tramitar el viaje. La lista de pasajeros facilitada por la compañía aérea corrobora que el defensor del pueblo de Cataluña y su descendiente realizaron el viaje.

Delito de cohecho

Para la Fiscalía, la conducta de Ribó podría incurrir en un delito de "cohecho impropio" puesto que el síndic "no solo acepta ser invitado sino que toma iniciativa para obtener un mayor beneficio al solicitar expresamente que también sea invitada su hija". A lo que le suma, además, que entre Ribó y Soler no existen "relaciones de amistad o afecto"

El escrito añade que "dentro de las funciones y actividades que realiza Soler ninguna tiene relación directa con invitar a personas a viajar a ver un partido de fútbol, es decir; el pago del viaje supone un coste añadido a su actividad empresarial" y además, considera que es "comercial y trata de que nadier sepa de él".