Menú Buscar
Zona calcinada por el incendio de Tarragona / EFE

Las administraciones se conjuran para agilizar las ayudas por el incendio de Tarragona

Gobierno, Generalitat y ayuntamientos de la zona colaborarán para reparar los daños a los afectados por el fuego, que arrasó unas 6.000 hectáreas

06.07.2019 15:47 h.
6 min

El Gobierno, la Generalitat y los ayuntamientos de la zona se han conjurado este sábado para hacer llegar lo antes posible las ayudas a los afectados por el incendio que ha asolado las comarcas de Ribera d'Ebre (Tarragona), Garrigues y Segrià (Lleida), y se han emplazado a intentar reducir al máximo el riesgo de catástrofes naturales como ésta.

Representantes de las administraciones se han reunido en Flix (Tarragona) durante algo menos de dos horas para evaluar los daños provocados por el fuego, que ha arrasado unas 6.000 hectáreas, y dibujar una estrategia común para la activación de las ayudas.

Solicitudes de ayudas

De la reunión, la primera en la que participan los tres niveles de la administración más entidades conservacionistas y del territorio, no ha salido ningún balance cuantificado de daños y tampoco se ha podido concretar el número de agricultores y ganaderos afectados.

Entre los acuerdos, destaca la puesta a disposición a los afectados del personal de las subdelegaciones del Gobierno de Tarragona y Lleida para que se puedan empezar a presentar las solicitudes de ayudas, o la activación inmediata del riego en la zona devastada para paliar al máximo los daños futuros.

El Gobierno, a disposición de los ayuntamientos

En declaraciones a los periodistas, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha destacado que ya se han puesto en marcha las ayudas urgentes, la mayoría de las cuales dependen del Estado, y que se ha trasladado a los alcaldes de la zona "el compromiso de todos para trabajar en colaboración". 

Cunillera envió esta semana una carta a los alcaldes de Flix, Vinebre, Palma d'Ebre y Torre de l'Espanyol, en la provincia de Tarragona, y a los de Bovera, Granadella, Maials y Llardecans, en Lleida, en la que se ponía a su disposición para ayudarles a afrontar la "situación excepcional" causada por el incendio.

Gastos de emergencia

La administración general del Estado dispone de una línea de ayudas tanto para municipios como para particulares por la que se regulan las subvenciones para atender determinadas necesidades derivadas de situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica.

Estas ayudas se dirigen básicamente a unidades familiares o de convivencia económica que hayan sufrido daños personales o materiales tanto en su vivienda habitual como en los bienes de primera necesidad, a corporaciones locales para hacer frente a los gastos de emergencia realizado y a comunidades de propietarios por daños causados a elementos comunes. El periodo para poder solicitar las ayudas es de un mes a partir del día de finalización del incendio. En paralelo, el Consorcio de Compensación de Seguros, una entidad pública adscrita al Ministerio de Economía y Empresa, dispone de coberturas para riesgos extraordinarios, mientras los ministerios de Hacienda y Agricultura también prevén otras líneas de ayuda para este tipo de casos.

Plan de choque del Govern

Por su parte, la consellera portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha avanzado que se ha puesto en marcha un "plan de choque" que, de momento, pasa por canalizar toda la información sobre las posibles ayudas a los afectados para que esté al alcance de los ayuntamientos.

Además, el próximo septiembre se creará una comisión interdepartamental que analizará la realidad de las comarcas afectadas por el fuego, en especial la Ribera d'Ebre, que afronta fenómenos como la despoblación.

"Compromiso" para evitar nuevas catástrofes

Cunillera ha pedido "un compromiso" a todas las administraciones para evitar que pueda volver a ocurrir una catástrofe natural de estas características.

"Ya nos ha pasado demasiadas veces. Hay que trabajar por encima de las discrepancias políticas. No existe un territorio, sino la gente que vive en el territorio".

Limpieza de bosques

Por su parte, el alcalde de Flix, Francesc Barbero, ha reclamado "una respuesta urgente" para los payeses que han perdido sus cultivos y que difícilmente podrán recuperarlos en los próximos años, y ha instado a elaborar planes a corto y medio plazo para, por ejemplo, retirar la leña o la biomasa acumulada en los bosques.

"A medio plazo tendríamos que saber hacia dónde queremos ir para no volver a estar en esta situación en cinco años. Necesitamos un territorio más resistente, más resiliente a los incendios. Hay que adaptarse a la emergencia climática porque los incendios cada vez serán más habituales", ha dicho el alcalde, que ha admitido salir de la reunión con un "relativo optimismo".

Precaución por la ola de calor

Los Bomberos de la Generalitat todavía trabajan para dar totalmente por extinguido el incendio, que lleva días bajo control.

Cataluña vive este fin de semana otro episodio de altas temperaturas, por lo que las autoridades piden máxima precaución a la ciudadanía ante el peligro de nuevos incendios.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información