Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

'La Peste'

Andrea Rodés
13.03.2021
7 min

Una de las cosas que más me gusta de leer libros es que te permiten viajar a lugares desconocidos sin salir de casa. Esta semana me he pegado un buen viaje a Caracas leyendo Las aventuras de Juan Planchard, una novela publicada en 2016 por el guionista venezolano residente en EEUU Jonathan Jakubowicz. La novela --que solo puede comprarse por internet-- cayó en mis manos gracias a la novia de mi hermano, venezolana afincada en Europa desde hace once años, que se la regaló a mi padre por Navidad para que conociera un poco mejor “la cruda realidad” de su país.

La verdad es que el libro pone los pelos de punta. Escrito en tono informal, a ratos chabacano y  pornográfico, Jakubowicz narra la historia de Juan Planchard, un joven caraqueño de clase media que, frustrado por la falta de oportunidades para prosperar, decide abandonar su empleo en Procter&Gamble y aprovecharse del sistema de control de cambio de divisas establecido por el régimen de Chávez, y consigue hacerse multimillonario. “Mi nombre es Juan Planchard, tengo veintinueve años y cinco millones de dólares en mi cuenta. Tengo una casa en La Lagunita, una en Madrid, y un apartamento en Nueva York. Comparto un avión privado con el testaferro de un pana, y estoy convencido de que todas las decisiones que tomé durante la revolución bolivariana fueron correctas y serán agradecidas por mi descendencia”, dice el personaje, al inicio de la novela.

Lo que sigue a continuación es una fiesta de despropósitos: fiestas de lujo, prostitutas, drogas, sadomasoquismo, corrupción, violencia... Planchard es el antihéroe por excelencia, un tipo que se aprovecha de los contactos con el gobierno de Chávez para cerrar negocios turbios con rusos y chinos (como la construcción de una red de cárceles en Venezuela), vuela en aviones privados, regenta una casa de apuestas en Las Vegas y presume de haberse acostado con más de 700 mujeres, la mitad de ellas prostitutas. Sin embargo, su vida da un giro cuando se enamora de Scarlet, una universitaria californiana --la “gringa” de sus sueños-- y decide llevarla a Caracas para que conozca a sus padres.  A partir de ahí todo se complica.

No voy a hacer spoilers, tranquilos. Lo que a mí me interesa del libro es cómo el autor expone la violencia, la pobreza y la miseria que sacudían las calles de la capital venezolana a finales de 2012, cuando Chávez ya estaba muy enfermo. “La situación es un poco mejor ahora, pero no mucho más”, me asegura la novia de mi hermano, que se leyó la novela en PDF, como han hecho decenas de venezolanos que han emigrado de su país desde el inicio de la revolución bolivariana, a finales de los noventa (según cifras de la ACNUR, la cifra de venezolanos en el extranjero supera ya los cinco millones). Todo lo que cuenta Jakubowitz en su novela es real y desesperanzador:  la polémica colaboración entre Cuba y Venezuela (petróleo a cambio de médicos y soldados), la presencia de los narcos colombianos y las FARC, la estrategia de fomentar la delincuencia (la hampa) para sembrar el miedo y la  inseguridad ciudadana y conseguir así que se marchen del país los venezolanos de clase media.

“Los excluidos de Caracas son la inmensa mayoría de la ciudad. Toda esta gente sabe que el día que se acabe la revolución, nadie más nunca les llevará ni perrarina [pienso]”, reflexiona el protagonista poco antes de adentrarse en La Peste, una de las favelas más peligrosas de Caracas, en busca de los asesinos de su padre. La Peste se levanta sobre una antigua fosa común y hoy sirve de morgue para las víctimas de la violencia y la pobreza que no caben en los cementerios. Por las noches se llena de profanadores de tumbas en busca de joyas y huesos y el hedor es insoportable:

“Aquel que crea que nuestro problema social es solucionable que visite La Peste. Con pararse allí encontrará su respuesta. Esto no lo arregla nadie. Ni socialismo, ni capitalismo, ni democracia, ni dictadura”, escribe.

Uno de los momentos cruciales del libro es el asesinato del padre del protagonista, profesor universitario, por una bala perdida. “Me identifiqué tanto con esa escena”, dice la novia de mi hermano, asegurándome que muchos de sus amigos tienen algun familiar o conocido que murió de la misma forma, atracado en una gasolinera, o muerto por una bala perdida.

En 2017 Las aventuras de Juan Blanchard llegó a ser el libro más vendido en Amazon en el apartado de literatura en habla no inglesa y a día de hoy continúa siendo un bestseller, sin contar las centenares de copias ilegales en PDF que circulan por internet. Algo que a Jakubowicz no le molesta:  “Para mí es fundamental que me lean en el país y, aunque es doloroso que no pueda publicar mi trabajo en mi tierra, me alegra que haya llegado a tanta gente aunque sea de manera ilegal”, declaró el autor al medio mexicano Infobae en octubre del año pasado, poco después de lanzar en Amazon la segunda entrega de su novela: La venganza de Juan Planchard. Creo que me la compraré.

Artículos anteriores
¿Quién es... Andrea Rodés?
Andrea Rodés

Andrea Rodés (Barcelona, 1979) es periodista y escritora. Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por ESADE, amplió sus estudios con un postgrado en Historia del Arte en el Courtauld Institute of Art (Londres) antes de dedicarse al periodismo y la escritura. Fue corresponsal del diario Público en China y ha publicado varios libros de ficción y no ficción en catalán y castellano, entre  ellos: Por China con Palillos (Destino, 2008), El Germà Difícil (La Magrana, RBA 2012) o Cuando se vaya la niebla (Huso Editorial, 2019).