Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Representación gráfica de un mioma uterino: la radiofrecuencia es una alternativa recomendada para su tratamiento / TEKNON

La radiofrecuencia trata los miomas uterinos sin necesidad de cirugía

Es una técnica menos agresiva y mínimamente invasiva que alivia los síntomas y que se lleva a cabo sin ingreso en clínica

3 min

Los miomas uterinos, también llamados fibromas, son los tumores benignos no cancerosos más frecuentes y comunes entre las mujeres en edad fértil. Se calcula que entre el 50 y 60% del colectivo femenino desarrollará miomas a lo largo de su vida.

Cuando está indicada, la radiofrecuencia es la técnica menos agresiva y mínimamente invasiva que permite extraer el mioma uterino sin la abertura de la cavidad abdominal, sin ingreso en clínica y con una simple sedación. Es un procedimiento que se aplica en el Centro Médico Teknon que permite, además, disminuir su tamaño en un 80% sin necesidad de aplicar cirugía. 

Afecta a la calidad de vida

El doctor Javier Nadal, ginecólogo y obstetra del Centro Médico Teknon y especialista en reproducción asistida, pone un ejemplo para ayudar a entender el proceso: Una paciente de 31 años es portadora de un gran mioma de 8x7 cm de tamaño que ocupa toda su cavidad uterina. Este trastorno le produce grandes hemorragias menstruales y como consecuencia una anemia importante que obliga a transfusiones periódicas.

El mioma condiciona por completo su vida cotidiana, ya que su vida sexual se ve afectada y padece micciones constantes y estreñimiento diario, además de que la imposibilita para quedarse embarazada.

El tratamiento

Los miomas en el útero pueden causar síntomas severos y para paliar sus efectos pueden extirparse quirúrgicamente, aunque también existen terapias.

La radiofrecuencia es una nueva técnica alternativa a la cirugía, que permite destruir o reducir casi totalmente los fibromas uterinos sin requerir ingreso hospitalario. Incluso permite tratar varios miomas en la misma intervención, sin agresión de las paredes uterinas.

La radiofrecuencia

La radiofrecuencia, cuando está indicada, ayuda a muchas mujeres a mejorar de una forma efectiva los muchos síntomas que ocasionan los fibromas uterinos, según su tamaño y localización.

Se realiza por vía vaginal con una sedación y la paciente vuelve en general a su domicilio tras dos o tres horas de reposo en Hospital de Día.