Menú Buscar
El logo de Instagram, una de las redes sociales de Mark Zuckerberg

Los ‘likes’ de Instagram: qué pasa con ellos y si hay vida más allá

La red social propiedad de Facebook anunció que los ‘Me gusta’ desaparecerían, pero su implementación en España es todavía minoritaria

7 min

La influencer María Pombo superaba los 77.000 likes en su post Especial Nochevieja, como ella misma lo tituló. Dulceida puede llegar a conseguir más de 150.000 Me gusta en varias de sus publicaciones en Instagram. Y el realfooder Carlos Ríos es capaz de subir un vídeo comiéndose un polvorón en Navidad y obtener más de 850.000 reproducciones. ¿Pero hay vida más allá de los likes o los números de Instagram? Los expertos aseguran que sí.

Durante la última conferencia de desarrolladores F8 de Facebook, el propio Mark Zuckerberg avanzó que se eliminarían los likes de Instagram para que los usuarios subieran más fotos y vídeos. Es decir, la idea principal pasa por reducir la presión que pueden ejercer, sobre todo en los usuarios más jóvenes. Según Statista, “el 35% del público global de Instagram tiene entre 25 y 34 años, y más de dos tercios del público total tiene 34 años o menos”. Además, a ello se une que el estudio de la Royal Society For Public Health de 2017 ya situaba a la red social como la peor valorada para la salud mental de los adolescentes, un colectivo mucho más vulnerable por su edad.

Retener a la comunidad y que sea activa

“La finalidad de suprimir los Me gusta es que no se vaya la gente que no es popular, es decir, evitar que muchos usuarios huyan de Instagram y se pasen a otras apps o redes sociales. El efecto positivo de quitar los likes es reducir la exigencia de una valoración o una cifra”, explica a Crónica Global el profesor de los Estudios de Psicología de la UOC, José Ramón Ubieto.

Esta idea o plan de Instagram arrancó en primer lugar en Canadá. Después ya se extendió a otros países como Australia, Brasil, Irlanda, Italia, Japón y Nueva Zelanda, y tras una valoración positiva en estos mercados, la red social anunció que implementaría este cambio a nivel global en noviembre de 2019.

Entrada muy gradual en España

Sin embargo, la implementación en España, a 31 de diciembre, es “minoritaria”, en palabras del experto en Instagram, Sergio Magán. “La mayoría de las cuentas todavía ve el número total de likes”, añade. Mientras, fuentes próximas a Instagram en el mercado español apuntan que no es un plan con una fecha concreta y aluden a que es "gradual estudiando bien su efecto”. De manera que si tienes algún familiar o amigo que ya no ve el número total de Me gusta y reproducciones en fotos y vídeos publicados en los feed --a menos que sean suyos-- puede sentirse, de momento, muy afortunado.

No obstante, sobre si veremos ya esta propuesta ampliada a más usuarios españoles en 2020, el propio Magán recuerda que no es la primera vez que la red social anuncia una medida y luego se queda en el aire. “Pero si ya está probada en otros países lo lógico es que se acabe implementando en todos los mercados”, subraya.

El negocio

Tanto Ubieto como Magán recuerdan que Instagram es una empresa y, como tal, uno de sus principales intereses es hacer crecer el negocio. “A estas alturas, pensar que quita el número de likes sólo en beneficio de los usuarios es muy ingenuo, ya que son industrias y, por lo tanto, buscan su beneficio. Estos cambios exigen uno o dos años para estudiar y entender bien sus efectos”, matiza Ubieto.

Así, el hecho de hacer de la plataforma un lugar más amable quitando la presión, muchas veces autoimpuesta, del número de Me gusta o likes obtenidos en cada publicación, también permitirá “regularizar” y hacer más transparente la relación entra las marcas y los influencers o instagramers. “Esto hará que se usen las herramientas que ofrece ya Instagram para contenidos patrocinados, de manera que se indiquen bien los patrocinios y tanto las marcas como los influencers puedan recibir estadísticas del alcance y las interacciones”, recuerda Magán.

Porque, según este experto, los influencers, al final, no deberían medirse por el número de likes, sino por la influencia real que puedan ejercer. “Todas las acciones que toma Instagram están basadas en aumentar el número de anunciantes. Las colaboraciones entre los influencers y las marcas a la red social no le aportan nada”, explica. Además, como Instagram sabe que los usuarios se están decantando mucho más por las Stories, esta medida sería un impulso hacia los orígenes de la red social y a un mayor uso del feed.

¿A quiénes afectará esta medida?

Según Magán, los influencers que ya son independientes --de las marcas-- y que trabajan de forma honesta no tendrán problema con la supresión o eliminación de los likes. Sin embargo, es posible que otros acaben trabajando menos. Carlos Ríos, por ejemplo, confiesa que esta idea no le afecta, ya que tiene una audiencia muy fiel y que nunca ha patrocinado nada sin avisar de ello a sus seguidores, y siempre colabora con marcas con las que se siente realmente identificado.

“La relación con las marcas ahora será distinta, y lo que veremos más en Instagram será una publicidad enfocada en el e-commerce”, concluye este experto, quien confiesa que difícilmente veremos esta medida implantada en Facebook por la madurez de su comunidad de usuarios.