Menú Buscar
El presidente de UGT de Cataluña, Matías Carnero (d), junto al secretario general del sindicato, Camil Ros (i), en una imagen de archivo / CG

La manifestación independentista pone a prueba la cohesión interna de UGT

El presidente del sindicato, Matías Carnero, afirma que los próximos pasos que se tomen se darán con “el consenso de toda la organización y no con el de unos cuantos”

28.03.2018 00:00 h.
4 min

La participación de UGT de Cataluña en la convocatoria de una manifestación el próximo 15 de abril para rechazar los seis meses en la cárcel de los líderes independentistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, la primera acción de la plataforma Democràcia i Convivència, ha provocado que el sindicato ponga de nuevo a prueba su cohesión interna. El presidente, Matías Carnero, ha asegurado en declaraciones a Crónica Global que la participación en actos de estas características “contrasta con los sentimientos políticos dispares que hay dentro de la organización”.

El también líder sindical de Seat afirma que las tensiones actuales de Cataluña son “políticas o sociales, pero nunca laborales”. Asegura que UGT irá con “pies de plomo” ante las próximas decisiones que se tomen en el nuevo ámbito de diálogo que los sindicatos catalanes han constituido junto a ANC, Òmnium Cultural y una decena de entidades sociales de menos tamaño. “Las decisiones que vamos a tomar a partir de ahora serán con el consenso de toda la organización, no con el de unos cuantos”, añade.

El papel de UGT

Una crítica que en ningún caso se debe interpretar como una falta de confianza con el secretario general del sindicato, Camil Ros. UGT está estructurada desde 2016 con una dirección bicéfala, un diseño que se implementó tras la marcha de Josep Maria Álvarez al frente de la dirección estatal de esta institución de la defensa del derecho de los trabajadores.

Carnero se muestra totalmente “en contra de que nos utilicen” y declara: “No deberíamos dejarnos utilizar”. Exige que se mantenga la pluralidad política de los afiliados de UGT e indica que la mejor manera para preservar que eso ocurre es someter cualquier decisión que tenga más implicaciones políticas que laborales al criterio del Comité Nacional, el máximo órgano del sindicato en el que están representadas todas las federaciones y ámbitos en los que está presente.

Recogida de firmas

Cabe recordar que el presidente de UGT de Cataluña accedió al cargo en el XV congreso que tuvo lugar en abril de 2016 en Terrassa (Barcelona) con una reivindicación que afirma que se mantiene en la actualidad: “Los políticos a la política, y los sindicalistas al sindicato”. Una separación en las reivindicaciones que se impulsan que desde algunos sectores de la organización consideran que no se mantendrá el próximo 15 de abril. 

El malestar de las últimas horas en el seno del sindicato catalán ha propiciado incluso que se lance una recogida de firmas virtual para exigir el desmarque de la manifestación independentista. Una petición que en las dos primeras horas de estar activa recabó 500 apoyos. 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información