Menú Buscar
Alberto Álvarez 'Tito', el rey del taxi, con Damià Calvet, consejero de Territorio de la Generalitat de Cataluña del PDeCAT / TWITTER

Tito, el 'rey del taxi', a los brazos de la antigua Convergencia

El exportavoz de Élite Taxi, ahora lobista en Bruselas, 'chulea' a las VTC con el consejero de Territorio, Damià Calvet, uno de los representantes del 'sector negocios' del partido nacionalista

12.04.2019 11:04 h.
5 min

Alberto Álvarez Tito, el rey del taxi en España, a los brazos de la antigua Convergencia Democrática de Cataluña (CDC). El exportavoz de Élite Taxi chuleó ayer al sector de vehículos de transporte con conductor (VTC) de la mano de Damià Calvet, uno de los directivos históricos de CDC, ahora PDeCAT. Envió Tito un mensaje desafiante a ls VTC, licencias que usan rivales del taxi como Uber o Cabify.

"Tomando algo con el conseller. Espero que no se me enfaden los uvetecistas de mala fe", señaló Álvarez. En su perfil oficial de Twitter, el taxista transformado en lobista confirmó que "hoy hemos pasado hoy hemos pasado un buen rato sin tensiones y relajados después del conflicto. Gracias, Damià Calvet, por ser tan sincero y sobre todo por cumplir tu palabar siempre. Una vez más, Cataluña es pionera y valiente gracias al PDeCAT y el Govern. Saludos al president Carles Puigdemont", en referencia al expresidente catalán huido a Waterloo (Bélgica).

Sanciones del Govern a Cabify

El abrazo de Tito Álvarez al sector negocios de la antigua CDC --Damià Calvet se ha movido entre la administración pública y la constructora Vertix-- llega después de que la Generalitat de Cataluña lanzara otro cabo al sector del taxi. Ha iniciado los primeros expedientes sancionadores contra Prestige Limousine por, supuestamente, "incumplir" el nuevo decreto de regulación de las VTC en Cataluña, que obliga a precontratar los servicios de la plataforma con al menos 15 minutos de antelación. Ha abierto estos expedientes el Govern tras constatar "mediante inspecciones a pie de calle" que la socia de Cabify no estaría respetando estos tiempos.

Ello ocurre después de que el Ejecutivo autonómico aprobara a finales de enero el decretazo contra la operativa de las VTC en el territorio. La normativa, que adata un Real decreto-ley a nivel nacional, fija los 15 minutos de precontratación, además de prohibir la geolocalización de los vehículos en las aplicaciones. Tampoco permite a los automóviles que prestan servicio para las aplicaciones esperar a sus clientes en la calle o circular por la vía pública esperando a captar una carrera.

Lobi en Bruselas

Las propuestas de sanción se producen también cuando el líder del sector del taxi a nivel nacional, Tito Álvarez, deja la industria. Se marcha a Bruselas (Bélgica) con Taxi Project 2.0, una suerte de lobi paneuropeo en defensa del taxi en el que trabajará a jornada completa junto al abogado Elpidio Silva y a expertos en movilidad. El volantazo profesional del conductor no ha dejado indiferente a muchos, que han afeado al activista que se recoloque laboralmente en una plataforma de presión a la UE y deje el sector que defendió con ahínco hasta lograr la cuasiexpulsión de Uber y Cabify de Barcelona.

No menos polémica ha sido la conversión del líder del taxi en independentista. Tito participó en el fallido paro de país del pasado 21 de febrero convocado por las entidades secesionnistas. Por la tarde, tomó parte en la manifestación de Barcelona en defensa de la libertad de los separatistas encausados en la macrocausa del procés. Por su parte, Cesc Roca, otro de los líderes de Élite Taxi, se ha colado en la lista de la CUP a las elecciones municipales de Barcelona.