Menú Buscar
La Ciutat de la Justícia de Barcelona, donde también se instruye la causa por lo civil que afecta a la cúpula de Qrenta / MA

Admitida a trámite la querella contra la cúpula de Qrenta

El Juzgado de Instrucción número tres de Barcelona llama a declarar a Jordi Martí, David Albacete, Alberto Vidal y Helena López Juan por el caso

30.07.2019 00:00 h.
4 min

El Juzgado de Instrucción número tres de Barcelona, encabezado por María Pilar Rovira del Canto, ha admitido a trámite la querella contra la cúpula de la agencia de valores Qrenta. La demanda penal que les acusa de administración desleal y estafa está impulsada por la socia de CHR Legal María Jesús Hernández Elvira.

Además de iniciar la investigación, la magistrada que instruirá el caso ha citado a los implicados para que expliquen su versión de los hechos. Las declaraciones empezarán el próximo 7 de octubre con el fundador y principal gestor de patrimonios de Qrenta, Jordi Martí Taulé. Le seguirá el presidente del consejo de administración, David Albacete Sánchez, que está llamado en la misma jornada.

López y Vidal Hausmann

Los otros dos altos ejecutivos de Qrenta, Helena López Collado y Juan Alberto Vidal Hausmann, comparecerán ante la juez el 15 de octubre. Además, ese día también está citado en el tribunal el representante legal de la agencia de valores.

El cliente que les ha acusado de quebrar la confianza que había depositado en el equipo y de haber gestionado de forma desleal casi dos millones de euros de su patrimonio, testificará en noviembre. La condición que puso en la firma del contrato fue que sólo el 20% de los fondos estuvieran expuestos a inversiones de riesgo, tal y como consta en la querella. Mantiene que los acusados se saltaron este requisito sin informar de forma transparente y con el objetivo de sacar el máximo rendimiento personal de las operaciones.

¿Intereses personales?

La instrucción del caso deberá demostrar si es verdad que Qrenta primó los intereses económicos de la agencia en lugar de velar por la calidad de las operaciones en las que implicaba a sus clientes. La demanda penal apunta a que el grupo percibía comisiones por la colocación de ciertos activos, algo poco usual en el sector, y que no se decía nada de ello a los propietarios del capital.

Además, se señalan intereses cruzados entre los directivos que deberán declarar y las empresas donde se inyectaban fondos desde Qrenta. Se sumaban a los consejos de administración de empresas como Eurona, Euroconsult Group, Enerkia Global Energy, Asturiana de Laminados, Inkemia o Home Meal Replacement (la holding de Nostrum). Cotizadas todas ellas del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y, también casi la totalidad, firmas quebradas.

Red de sicavs

Se inyectaban fondos de forma directa o a través de una red de sociedades de inversión de capital variable (Sicav) que también se llevaban desde la agencia de valores como Sigma Activa, Geiser Inversiones o K2 2006. La mayoría de las operaciones también iban dirigidas a las mismas cotizadas y, de nuevo, un gran número de estas mercantiles están en fase de liquidación.

Esta operativa contrasta con el relato que obtenían los clientes, tal y como apunta la acusación. La cúpula de Qrenta mantenía que los beneficios estaban asegurados sin advertirles del alto riesgo que estaba unido a las operaciones por su perfil.

Informe pericial

El perjuicio exacto de esta operativa sobre el patrimonio del denunciado se ultima en un informe pericial que corre a cargo de Israel Barrosos de Dubane Asesores. El Juzgado de Instrucción 3 de Barcelona asegura que, una vez se aporte el documento, “se acordará lo que proceda”. Mientas, la instrucción sigue su curso.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información