Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre / EP

Foment exige una urgente evaluación de las políticas públicas para aprovechar los fondos europeos

El Instituto de Estudios Estratégicos de la patronal defiende una mayor coordinación entre las administraciones y agilizar servicios para que las empresas y la ciudadanía aproveche los recursos

6 min

Un concepto que se tiene muy presente en los países anglosajones, pero que en España brilla por su ausencia: ‘accountability’. Se trata de la “responsabilidad”, de la rendición de cuentas por parte de las administraciones, para mejorar la gestión y aprovechar mejor los recursos. Lo reclama la patronal Foment, que ha elaborado un estudio, por parte del Instituto de Estudios Estratégicos, que dirige Jordi Alberich, en el que se pide que organismos ya existentes tomen un papel mucho más determinante y ejecutivo: desde la Autoridad Independiente de la Autoridad Fiscal (AIReF) al Tribunal de Cuentas.

Lo que se denuncia es que los instrumentos existen, pero, o se les deja de lado, o no asumen un mayor protagonismo. Para la AIReF, un organismo que impuso la Unión Europea, para fiscalizar la ejecución de las cuentas del Gobierno, y que no gustó en un primer momento al Gobierno de Mariano Rajoy, se le pide un poder “sancionador”, para que las administraciones mejoren sus prestaciones y no malgasten recursos públicos.

Los errores en los ERTE

El think tank de Foment plantea, por tanto, una “estrategia para evaluar las políticas públicas”, de cara a recibir la enorme cantidad de recursos procedentes de la Unión Europea, que contará con 140.000 millones para España, dentro de los fondos New Generation. Pero esa es la excusa, lo que se reclama es que esa política sea estructural, que se incorpore en las prácticas de todas las administraciones. Se trata de generalizar unas exigencias que son europeas, que forman parte ya de las instrucciones de la Comisión Europea. Esa evaluación de las políticas públicas se debe implementar para “hacer frente de forma definitiva a una de las carencias que lastran nuestro desarrollo”.

El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, y el vicepresidente coordinador del Instituto de Estudios Estratégicos, Jordi Alberich / Europa Press
El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, y el vicepresidente coordinador del Instituto de Estudios Estratégicos, Jordi Alberich / Europa Press

¿Por qué esa petición ahora? La patronal no ha parado de recibir quejas de empresas que no han podido aprovechar las ayudas públicas que se anuncian por la falta de agilidad de las administraciones. En paralelo a esa evaluación constante y rigurosa de las políticas públicas –por qué se elaboran, con qué recursos y qué respuestas se prevé tener—se reclama de forma urgente “articular un entramado público competente para evitar situaciones como, por ejemplo, la enorme dificultad para que el ingreso mínimo vital llegue a los que lo necesitan, cuando es la primera política pública que se ha realizado con un sistema de evaluación ‘ex ante’ y prevé un ‘ex post’. Esa disfunción, o los retrasos en la gestión de los ERTE deslegitiman la función pública, que sufre las consecuencias de la escasez de medios, la baja digitalización de los procedimientos que ejecuta, y la falta de coordinación institucional entre los diferentes niveles de las administraciones públicas”.

Los proyectos no se desarrollan

Se trata de una enmienda a la totalidad por parte del Instituto de Estudios Estratégicos a la forma en la que actúa la administración, que, entre los anuncios y las decisiones del Gobierno y su plasmación práctica, establece un océano que bloquea ayudas y frustra expectativas.

El estudio señala, entre otras cuestiones, que los fondos europeos no se aprovechan y que eso puede provocar un desastre con los fondos Nex Generation. Para ello, se cita el análisis de las políticas públicas que se han implementado en España que ha realizado la Fundación Felipe González. Resulta que se muestra “cómo se ha desaprovechado los fondos europeos a causa de las dificultades existentes en la aplicación de las políticas públicas. En 2019, en España, el 31% de los proyectos no llegaron a desarrollarse por esas insuficiencias”.

En ese contexto, y con la exigencia de que el Gobierno y el conjunto de las administraciones se pongan las pilas en estos momentos, para aprovechar el nuevo contexto histórico que supondrá la llegada de los fondos New Generation, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha pedido ayudas directas a las empesas, de forma urgente, para que no acaben quebrando. Sánchez Llibre también ha pedido que no es el momento para subir el salario mínimo, como algunas voces, dentro del Ejecutivo de Pedro Sánchez, han comenzado a pedir.

Destacadas en Business