Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las obras de rehabilitación en la manzana eficiente de Habitat Futura en Barcelona / VR - CG

Ecoviviendas y placas solares: así es la primera manzana eficiente de Barcelona

Tras lograr un ahorro del 40% en el consumo energético, Illa Eficient tendrá una réplica en el paseo Sant Joan

4 min

El grupo inmobiliario Habitat Futura trabaja en la ejecución de la primera fase de las obras de Illa Eficient, la primera manzana de ecoviviendas de Barcelona que combina el autoconsumo a través de placas fotovoltaicas y --siempre que sea posible-- aerotermia, y medidas de eficiencia energética. Entre ellas, el aislamiento térmico y la rehabilitación de ventanas para evitar pérdidas.

Este proyecto público-privado está situado en el Eixample de Barcelona, entre las calles Diputació, Calàbria, Viladomat y la Gran Via. En la iniciativa participan una veintena de bloques residenciales, que a través de las intervenciones para reformar y optimizar las fincas han logrado una reducción de en torno al 40% en el consumo de energía primaria, es decir, la energía necesaria para abastecer la demanda del edificio.

Una de las azoteas de la manzana eficiente, donde se ha mejorado el aislamiento y se instalarán placas solares / VR - CG
Una de las azoteas de la manzana eficiente, donde se ha mejorado el aislamiento y se instalarán placas solares / VR - CG

La segunda Illa Eficient

Esta cifra supera el objetivo del 30% que se había marcado la promotora, y que incluye las mejoras que se dan en la eficiencia para reducir el consumo y también la energía solar que se obtiene a través de las placas. Ambas vías contribuyen a reducir la factura eléctrica, que en el caso de la luz de la escalera y los gastos comunitarios desaparece, ya que hay suficiente producción propia para autoabastecerse.

Además de suministrar el consumo de la comunidad, la intervención también permite reducir los gastos de las viviendas particulares, aunque en una proporción que depende de varios factores, como las características del inmueble o el espacio disponible en la azotea para instalar placas solares. Tras los resultados de esta primera experiencia, Habitat Futura ya prepara una segunda Illa Eficient en el paseo de Sant Joan, además de intervenciones puntuales en el resto del distrito del Eixample, que con el tiempo se expandirán al conjunto de Barcelona.

Las placas fotovoltaicas que permiten iluminar la pancarta que cubre los andamios de las obras de la manzana eficiente / VR - CG
Las placas fotovoltaicas que permiten iluminar la pancarta que cubre los andamios de las obras de la manzana eficiente / VR - CG

3,8 millones

La inversión total movilizada para Illa Eficient es de 3,8 millones de euros, de los que la mitad los aportan las Administraciones públicas --Gobierno, Generalitat y ayuntamiento--. El resto lo aportan las comunidades de propietarios, que pueden financiar la operación a través de una línea de crédito de UCI, entidad financiera dependiente de los bancos Santander y BNP Paribas. Habitat Futura avanzó en su día algo más de 500.000 euros. A todo ello hay que añadir la oportunidad que plantean los fondos europeos Next Generation, que el proyecto intentará captar.

La compañía señala que el retorno de la inversión es difícil de calcular porque depende de cada finca y no es el único factor, ya que más allá de la amortización, los vecinos también pueden beneficiarse de ventajas fiscales y de la revalorización del bloque, que se sitúa entre un 5 y un 6%, según estudios internos de la firma. Sin embargo, este porcentaje incluye tanto la mejora a nivel energético como la rehabilitación estructural de los edificios en los que se interviene, por lo general propiedades históricas de protección patrimonial con una alta complejidad --lo que hace único el proyecto en España-- y problemas como la presencia de fibrocemento, grietas y otros daños y deficiencias.