Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño / EP

Calviño decidirá si embarga a Usmánov en Barcelona

La Comisión Europea recuerda a 'Crónica Global' que es el Gobierno nacional el que debe ejecutar las sanciones contra los oligarcas rusos en España

7 min

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que dirige la ministra Nadia Calviño (PSOE), decidirá en última instancia si embarga el amarre vinculado al oligarca ruso Alisher Usmánov en Barcelona, como ya ha hecho el Gobierno con el yate Aurora, de Andrey Molchanov. Este departamento será el responsable de incautar, si así lo considera pertinente, el atraque de 160 metros de longitud del magnate, un activo que los responsables del Puerto de la capital catalana ha sugerido que puede colisionar con las nuevas sanciones impuestas a empresarios rusos por la invasión en Ucrania en el marco de la Unión Europea (UE). 

Alisher Usmánov, accionista de referencia de Metalloinvest, junto a Marina Vela / CG
Alisher Usmánov, accionista de referencia de Metalloinvest, junto a Marina Vela / CG

Así lo indica la respuesta oficial que ha dado la Comisión Europea a Crónica Global al preguntar si tenía información sobre el punto de atraque del megayate Dilbar de Usmánov en la Ciudad Condal. La infraestructura que la Autoridad Portuaria informó de que podía ser decomisado si chocaba con las sanciones comunitarias, como parece que podría ser el caso. 

"Los Estados implementan las sanciones"

El portavoz de la Comisión Europea para relaciones entre la UE y el Reino Unido, Daniel Sheridan, explica a este medio que "el establecimiento de sanciones depende de los Estados miembros". El gobierno conjunto de los 27, ha explicado Sheridan, tiene como cometido "asegurar que la ley comunitaria se aplica de forma uniforme en todo el territorio de la Unión". 

usmanov barcelona yate ucrania
La zona del amarre vinculado a Alisher Usmánov en Barcelona / CG

"Son los Estados miembros quienes implementarán las sanciones de la UE", insiste. Subraya, asimismo, que ello incluye "la identificación de vulneración de normas y tratados y las sanciones", también las aprobadas por la agresión a Ucrania y que se han publicado de forma reciente. Según Sheridan, la función de la CE es velar por la implementación uniforme de los posibles castigos y "monitorizar su ejecución" en los 27 países. 

Intervenido, pero no embargado

Negro sobre blanco, ¿el amarre de 160 metros de Usmánov para su yate Dilbar en Marina Port Vell de Barcelona ha sido embargado? Desde la Comisión se indica que "no habrá comentarios" sobre la interlocución con los gobiernos nacionales en este campo, como las órdenes que se puedan dar en ambas direcciones. Este medio ha preguntado también a la Dirección General del Tesoro y Política Financiera del Ministerio de Asuntos Económicos, que prepara su respuesta. 

Por su parte, el Puerto de Barcelona se ha remitido a la rueda de prensa ofrecida hace unos días por su presidente, Damià Calvet, en la que el directivo avanzó que el ente había propuesto un amarre para posible sanción, sin concretar cuál. Este medio avanzó poco después que se trataba del atraque del megayate Dilbar, de Alisher Usmánov, situado en la orilla Llobregat de Marina Port Vell. Al respecto de este bien, otras fuentes del sector náutico dan el amarre, que es un arrendamiento con derecho de uso preferente, como "intervenido, pero aún no embargado". 

El barco de Chemezov, inmovilizado

Los mismos interlocutores dejan claro que el Puerto considera que ha cumplido su parte con las sanciones por la agresión rusa en Ucrania [consultar lista de sancionados aquí]. De hecho, este mismo lunes por la noche el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció la "incautación provisional" del Valerie en el Puerto de Barcelona, una embarcación de 85 metros de eslora y valorada en 140 millones de euros que es propiedad de Sergei Chemezov, consejero delegado de la corporación paraestatal de armamento Rostec Corporation.

Yates / LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)
Marina Vela, puerto en el que atracó un yate vinculado a Vladímir Putin / LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)

La Autoridad no ha tenido tiempo de más porque otros oligarcas rusos como Roman Abramovich se han llevado sus yates de Barcelona, tal y como explicó este medio. Antes del My Solaris, del todavía propietario del Chelsea FC, zarpó de la capital catalana el Galactica Super Nova, de Vagit Alekperov, presidente y consejero delegado de Lukoil y también sancionado por la UE. Ambos estaban aparcados en el complejo de mantenimiento y refit Marina Barcelona 92 (MB92). Desde esta instalación, así como de Marina Port Velll, se remarca que las dos concesionarias colaborarán con las autoridades si estas ordenan tomar cualquier acción. 

Va por países

Si finalmente Asuntos Económicos ejecuta más sanciones propuestas por la Unión Europea o Estados Unidos, el país se unirá a otros vecinos como Francia o Italia. En el Estado galo, oficiales de fronteras inmovilizaron el yate Amore Vero, de Igor Sechin, director ejecutivo de Rosneft. En Italia, el Ejecutivo ha anunciado el bloqueo del SYA, del empresario de la energía Andrey Melnichenko, y del Lady M, de Alexei Mordashov (Severstal). 

Por el contrario, otros territorios están mostrando más renuencia a intervenir activos. Israel o Montenegro, por razones distintas, son países citados por mantener una actitud más laxa con el castigo a los grandes empresarios del país atacante.