Menú Buscar
El vicepresidente de Ecología del AMB, Eloi Badia, que ultima un 'dedazo' en la institución / AJ BCN

Badia ultima otro dedazo en el área metropolitana

Llevará a uno de sus colaboradores más estrechos, Lluís Basteiro, a la dirección de servicios del ciclo de agua en un concurso público que ya ha levantado polvareda

16.10.2019 00:14 h.
6 min

El vicepresidente del área de Ecología del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Eloi Badia, está de nuevo en la diana por una de las últimas maniobras que ha ejecutado en la administración supramunicipal. Fuentes del ente público explican que en los próximos días completará un dedazo para llevar a uno de sus colaboradores más cercanos, Lluís Basteiro, a la dirección de servicios del agua de la institución. Que se una a su equipo no sería un problema, pero sí la fórmula que ha elegido para ello: la convocatoria de un proceso público que llega a su etapa final.

La licitación ya ha levantado polvareda dentro del AMB. Los mismos interlocutores señalan que las condiciones que se fijaron para convocar una plaza que cuenta con una retribución bruta de 89.371,38 euros anuales han propiciado que se hayan presentado 25 candidatos. El último día para presentar una solicitud era el pasado 1 de octubre.  

Forzar la valoración

Añaden que son varios los que cumplen con los requisitos establecidos, por lo será el tribunal que se ha nombrado el que deba forzar la valoración de la candidatura de Basteiro para que llegue al cargo y que esto ha generado malestar. Todo ello, ante la pasividad del partido que ostenta la mayoría en el AMB, el PSC con Antonio Balmón a la cabeza, que se habría quedado al margen del proceso.  

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto al vicepresidente, Antonio Balmón (2i), el líder de ERC, Joan Borràs (d), y el de JxCat, Isidre Sierra (i) / AMB
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto al vicepresidente, Antonio Balmón (2i), el líder de ERC, Joan Borràs (d), y el de JxCat, Isidre Sierra (i) / AMB

Los portavoces de la AMB indican que no pueden hacer ningún comentario sobre el proceso al estar aún abierto. Se espera que se resuelva a lo largo de las próximas semanas. De hecho, se podría notificar en el Consejo Metropolitano que tendrá lugar el próximo 29 de octubre.

Sustituto de Pinyol

La dirección de servicios de agua está vacía desde que el propio Badia forzó a que Joan Pinyol presentase su dimisión del AMB a principios del septiembre pasado. El también gerente de Medio Ambiente de la institución, cargo que ahora ocupa Inma Mayol, duró seis meses en el cargo al caer en desgracia en Barcelona en Comú (BComú).

Denunció que la comercializadora de electricidad del Ayuntamiento no tiene beneficios y que presenta datos mejorables, tal y como adelantó este medio. El consistorio es su única gran fuente de ingresos y esto pone entre las cuerdas uno de los grandes proyectos que promovió el vicepresidente de Ecología.

Adhesión a las tesis de BComú

Con Basteiro sabe que no tendrá estos problemas. Desde la oposición señalan que ha sido precisamente uno de los cargos de confianza de BComú en que Badia se ha apoyado para defender la necesidad de promover un operador energético local. Además, representa al Ayuntamiento en el Consorcio de la Agencia Local de Energía de la ciudad y en el consejo de administración de Barcelona Cicle de l’Aigua.

Cumple también con una de las máximas que se ha impuesto en la vicepresidencia de energía del AMB, que los nuevos cargos estén en línea con las tesis del partido para hacer frente a la sentencia sobre la empresa integral del agua que se conocerá a lo largo de noviembre. Badia apuesta desde el primer día por imponer un sistema de gestión pública municipal y es consciente de que contará con el apoyo del futuro director del ciclo del agua para ese fin si se cumple con el dedazo, ya que también se lo brindó en el intento fracasado de avanzar hacia este camino en el Ayuntamiento.

Código ético

El futuro director del ciclo del agua del AMB si finalmente se ejecuta la designación sólo le quedará cumplir con el código ético de BComú. Sus predecesores en el cargo --Pinyol, Ramón Vázquez y Llorenç Alerm-- podrían cobrar los 89.371,38 euros sin tener que adherirse a las normas internas del partido al no tener carné, tal y como señalan los mismos interlocutores de la oposición. No ocurre lo mismo con Basteiro.

Las normas del partido fijan que el sueldo máximo neto mensual que se puede percibir es de 2.200 euros. Se acepta variar esta cifra si el cargo en cuestión implica unas responsabilidades muy importantes como ocurre con el caso de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. En su caso, la formación aprobó a finales de julio que recibiese un plus de 900 euros al mes.