Menú Buscar
Jordi Pujol padre e hijo, Javier de la Rosa y Lluís Prenafeta ante el edificio de Diagonal 525 / FOTOMONTAJE DE CG

La Audiencia Nacional imputa a Jordi Pujol Jr. por comisiones de Grand Tibidabo

El juez José de la Mata investiga una operación realizada en 1991 con un edificio de dicha compañía

4 min

El magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata ha citado a declarar el próximo viernes 7 de febrero en calidad de investigado a Jordi Pujol Ferrusola, por el presunto cobro de una comisión en la venta de la sede barcelonesa del Consorcio Nacional de Leasing (CNL), entidad absorbida en su día por el grupo Grand Tibidabo de Javier de la Rosa.

Según el auto del juez, emitido ayer lunes, el mismo viernes se tomará declaración en calidad de testigo a Antoni Perramon Dalmau, ex director general de Patrimonio de la Generalitat.

Grand Tibidabo, que se encuentra en proceso de liquidación, presentó en marzo una querella contra Jordi Pujol Soley y Jordi Pujol Ferrusola por blanqueo de capitales en esa operación.

Compraventa y comisiones

Grand Tibidabo se basa en un informe de la Udef que vincula a Pujol Jr. con el cobro de una mordida en la venta del cuartel general de CNL.

Esta empresa traspasó sus oficinas, situadas en Diagonal 525, a la Generalitat, para que instalara en el inmueble una de sus consejerías.

La operación se cerró en julio de 1991 por 4.185 millones de pesetas. Según la Udef, en el trasiego mediaron comisiones de 252 millones que se abonaron a la sociedad Acie, vinculada a Javier de la Rosa.

Participantes

Este financiero tenía encomendada la gestión de Acie al bufete de Juan José Folchi, que manejaba los hilos de la instrumental con su entonces empleado Joan Francesc Pont Clemente, en la actualidad catedrático de derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Barcelona.

Poco después, Acie abonó 210 millones a la sociedad Coterma, de Lluís Prenafeta, que fue secretario general de Presidencia con Jordi Pujol.

Reparto del botín

A su vez, Coterma distribuyó los fondos entre la compañía editora del desparecido diario El Observador; Delta Aviation, vinculada a De la Rosa; y Catalana de Mitjans i Edició, relacionada con Joan Anton Sánchez Carreté, asesor fiscal de la familia Pujol.

Según la Udef, el análisis de las posiciones financieras de la cuenta que tenían Jordi Pujol Ferrusola y su esposa Mercè Gironès Riera en el andorrano Andbank revela que parte de la comisión por la venta de la sede de CNL habría acabado en el ese depósito del matrimonio Pujol-Gironès.

Trasiegos financieros

La compraventa del edificio de CNL se formalizó el 25 de julio de 1991 y el 1 de agosto se registra en la cuenta de Andbank una entrada de fondos de 8,3 millones de pesetas. La policía liga este ingreso con el cobro, dos días antes, de 9,3 millones por Catalana de Mitjans i Edició, procedentes de la mordida de CNL.

La Udef sostiene que la diferencia entre ambas sumas se corresponde con la retribución percibida en el enjuague por Catalana de Mitjans.

Fuentes cercanas a la familia Pujol declaran que Jordi Pujol Ferrusola no tiene nada que ver con la transacción de la finca de CNL. “Esta historia no tiene ningún recorrido. Ni las cantidades son idénticas, ni se sabe quién las ingresa en Andbank. En su día ya declararon los señores Prenafeta y Sánchez Carreté que Jordi Pujol Ferrusola no participó en esta operación. Quienes saben a dónde fue a parar el dinero son Folchi y De la Rosa”.