Menú Buscar
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, informa que la Comisión Europea ha bloqueado la fusión de Alstom y Siemens / EFE

Bruselas veta la fusión de Alstom y Siemens

Competencia considera que la integración de los negocios ferroviarios de ambas compañías provocaría un repunte de precios en Europa

06.02.2019 17:35 h.
4 min

Alstom y Siemens no pueden fusionarse.  Tras meses de debate y dos propuestas de desinversiones sobre la mesa, la comisaria de la Competencia, Margrethe Vestager, ha anunciado este miércoles al mediodía que vetaba la integración de ambas multinacionales porqué “dañaría la competencia en el mercado de sistemas de señalización ferroviaria y de los trenes de alta velocidad”.

No se podrá crear el gigante europeo que esperaba competir con el fabricante chino CRCC, la canadiense Bombardier o la rusa Transmashholding. Especialmente con los asiáticos, que empiezan a copar el sector. Alstom y Siemens han explicado en varias ocasiones en los últimos meses que las ofertas que puedan presentar a título individual tienen más problemas para ser competitivas con CRCC.

Conclusión de los técnicos

Pero este argumento no ha sido suficiente para convencer a la Comisión Europea. “Las partes no ofrecieron soluciones suficientes a las preocupaciones que les habíamos mostrado”, ha señalado Vestager.

La conclusión de los técnicos es que ambas compañías son “campeones en la industria ferroviaria” y que la integración de negocios que proponían habría “resultado en precios más altos para los sistemas de señalización que mantienen seguros a los pasajeros” y un repunte también en el coste de las “próximas generaciones de trenes de alta velocidad”.

Investigación en profundidad

Llegan a ella tras una “investigación en profundidad” de la posible fusión que se abrió el verano pasado. Ante el pesimismo de la deriva en Bruselas, Siemens y Alstom presentaron a finales de enero un nuevo plan de desinversiones para facilitar el visto bueno de Bruselas.

Finalmente, el Colegio de Comisarios de la Unión Europea ha aprobado el bloqueo de la operación. Lo hace con el argumento de que las multinacionales “no estaban dispuestas a abordar nuestras preocupaciones en materia de competencia”.

Eje franco-alemán

El anuncio ha tenido lugar en el mediodía y ya ha provocado una primera reacción. Tanto el Gobierno de Berlín como el de París han mostrado un profundo desacuerdo con la decisión que han tomado los responsables de la competencia comunitaria.

“El rechazo de la fusión va a servir a los intereses chinos”, ha lamentado el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, en declaraciones a los medios galos. Ha anunciado que abordarán que el eje franco-alemán se activa para proponer reformas en materia de competencia en la Comisión Europea tras tildar de “error económico y político” el bloqueo de la operación.

También ha cargado contra la “falta de visión a largo plazo” de Bruselas la nueva líder de la CSU, Annegret Kramp-Karrenbauer, la sucesora de Angela Merkel. El consejero delegado de Siemens, Jor Jaeser, ha arremetido a su vez contra los “burócratas de tiempos pasados”. Considera que el bloqueo será en última instancia muy negativo para Europa y para la competitividad de la industria de la región.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información